Dani Pedrosa
Dani Pedrosa logró la victoria en el Gran Premio de Estados Unidos. Michael Troutman/EFE

El español Dani Pedrosa (Honda RC 212 V) se adjudicó una clara y contundente victoria en el Gran Premio de Estados Unidos que se disputó en el circuito de Laguna Seca después de dominar la prueba desde la primera hasta la última vuelta y convirtiéndose así en el primer español que gana en este mítico trazado.

El triple campeón del mundo español hizo una de las carreras que mejor se le dan, es decir, salió casi perfecto, en la frenada de final de recta había superado a los tres pilotos que salían en la primera fila de la formación y desde ahí comenzó a buscar su mejor ritmo de carrera hacia la victoria.

La gran salida del piloto de Honda fue la clave de la victoria en Laguna Seca

Cuando el semáforo se apagó, Pedrosa fue una vez más el primero, demostrando que es un auténtico especialista en ese momento, mientras que Stoner se colocaba tras él y Rossi se hacía con la tercera plaza por el exterior.

Por su parte, Jorge Lorenzo, que este sábado sufrió dos caídas y en la segunda de ellas se produjo una pequeña fisura en un pie y también una mínima luxación de la clavícula, tuvo que salir infiltrado en ambas lesiones y quizás por ello comenzó rezagado, completando la primera vuelta en séptima posición, pero recuperando el terreno perdido con respecto a los de delante.

Antes de que se cumpliese el primer giro Valentino Rossi ya había conseguido adelantar a Casey Stoner, nada menos que antes de la bajada del "sacacorchos", aunque el australiano le devolvió la pasada poco después.

Pedrosa marcó un ritmo muy cómodo y se marchó de sus rivales marcando varias vueltas rápidas, incluso más rápido que sus registros de entrenamientos, por delante de Stoner y Rossi, con Lorenzo cuarto en solitario tras la caída de Dovizioso

En el vigésimo primer giro Lorenzo pudo dar buena cuenta de Stoner, que volvió a dar los mismos síntomas de fatiga y de no poder aguantar la presión de su rival, mientras el español se fue en busca de Rossi a un ritmo de 1:21.9 durante varias vueltas, el único que en esos momentos pudo rodar en esos tiempos.

A seis vueltas del final Lorenzo se "enganchó" a Rossi y en la entrada a meta de la vigésimo novena vuelta intentó adelantarlo, pero la moto le hizo un extraño muy fuerte en la frenada y se tuvo que abrir para evitar la caída, con lo que la carrera estaba ya sentenciada, aunque Rossi se acercó peligrosamente a Pedrosa en el último giro pero no pudo con el español.

Tras los hombres de podio, un extenuado Casey Stoner fue cuarto, por delante de Nicky Hayden y Toni Elías, que logró una más que meritoria sexta plaza final.