Pedro
El jugador del Barça Pedro, en acción. EFE

Su protagonismo en el Barcelona se ha rebajado en minutos pero no en méritos sobre el terreno de juego. La llegada de Neymar y las apuestas del 'Tata' Martino, restan apariciones a Pedro que no cambia un ápice su comportamiento cada vez que juega.

Luchador, siempre hambriento de gol, reclama más a base de tantos. Ha firmado diez en diez partidos ligueros. El domingo, tres en ocho minutos.

El canario tiene el horizonte ser el máximo goleador español

Una marca que le sitúa a la altura de los más grandes. Unos números que, pese a su grandeza, no reflejan la importancia que tuvo Pedro en Getafe. Cuando el Barcelona estaba en la lona, tras encajar dos goles en quince minutos, buscaba referentes. Aparecieron dos. Cesc para guiar y Pedro para castigar. Campeones del mundo unidos por su hambre de éxito y una exigencia mayor para tener continuidad.

Pedro marcó en el Coliseum Alfonso Pérez los tres primeros goles del conjunto azulgrana para iniciar la remontada después de un 2-0 en contra. El canario hace olvidar a Messi y a Neymar en la carrera por el pichichi y, con 10 goles, se alza como máximo representante del Barça por este premio. El argentino lleva 8, como Alexis. El brasileño solo 6.

El canario tiene el horizonte ser el máximo goleador español, que sigue siendo Javi Guerra (11 tantos), que marcó otro con el Valladolid frente al Espanyol.