Pau Gascoigne
Pau Gascoigne, en una imagen de archivo.
El hijo de Paul Gascoigne, Regan, de 12 años, cree que la muerte de su padre está cerca y considera que a estas alturas
ayudarle es sólo "una pérdida de tiempo".

"Probablemente va a morir pronto. No creo que sirva de nada ayudarle. Es una pérdida de tiempo. Si pudiera pedir un deseo, desearía que nos dejara", ha declarado el niño en un programa de Channel Four que se emitirá el año próximo.

Que sea un gran jugador no quiere decir que sea un buen padre"

"Que sea un gran jugador no quiere decir que sea un buen padre o la persona adecuada con la que estar", añade Regan.

Paul Gascoigne, ex jugador del Tottenham y del Lazio, internacional en 57 ocasiones con la camiseta inglesa, padece desde hace años problemas de alcoholismo y depresión y ha sido detenido en varias ocasiones por ocasionar disturbios.

El propio Gascoigne, de 41 años, dice en el mismo programa de televisión, del que hoy se han conocido algunos extractos, que sufre "desórdenes alimenticios, trastorno bipolar, cambios de humor y ansiedad" y que ha pensado en la muerte.