Última oportunidad para las 'torres gemelas' de Los Angeles Lakers

  • Pau Gasol y Andrew Bynum forman la mejor dupla de pivots en un equipo desde el tándem Robinson - Duncan.
  • En dos años, sin embargo, este combo no ha funcionado como se esperaba.
  • Bynum juega mejor cuando Pau está fuera por lesión y éste le ha pedido que "haga como si él no estuviese" cuando ambos coincidan en cancha.
  • Phil Jackson empieza a perder la paciencia ante la inconsistencia de Bynum.
  • Muchos creen que las 'torres gemelas' de los Lakers dejarán de serlo si este año no hay anillo.
  • NBA: Clippers, el equipo con peor suerte | Vuelven las balas a la NBA.
Bynum y Gasol se saludan tras una jugada con Kobe Bryant de fondo.
Bynum y Gasol se saludan tras una jugada con Kobe Bryant de fondo.
ARCHIVO

Cuando Pau Gasol llegó a los Lakers, estos ya contaban con un pívot joven y prometedor que tenía todas las papeletas para convertirse en una estrella de la NBA, Andrew Bynum. Muchos apostaron que podrían jugar bien juntos y formar el mejor juego interior de la liga, pero dos años después parece que ‘las torres gemelas’ de LA no son capaces de acoplar sus roles cuando coinciden en pista. Apenas un par de partidos esta temporada (como el disputado en Indiana esta semana) han mostrado el verdadero potencial de estas ‘torres’ (ante los Pacers, Gasol hizo 21 puntos y 13 rebotes; Bynum 27 puntos, con un primer cuarto sensacional, y 12 rebotes... en el siguiente, ante los Sixers, volvió la dinámica habitual, uno bien, otro mal).

Los aficionados soñaban con un tándem Gasol – Bynum temible, pero cuando llega el momento de la verdad esta idea se diluye y la paciencia empieza a mermar. El mejor ejemplo fueron los playoffs y la final del año pasado. Gasol jugó a un nivel excelente, pero Bynum desapareció, hasta el punto de que algunos partidos los empezó desde el banquillo. Muchos lo achacaron a que no había cogido la forma y que las dos lesiones de rodilla seguidas que había sufrido en apenas un año, habían influido en su estado físico. Una excusa que no vale esta temporada.

Cuando Gasol ha faltado por lesión, hemos podido ver a un Bynum, que se va a más de 20 puntos y 10 rebotes, pero cuando el español ha jugado, esos números han caído estrepitosamente. ¿Por qué no funcionan las ‘torres gemelas’ en los Lakers?

Gasol es un pívot: la idea inicial de los Lakers es que Bynum sea el pívot y Pau el ala-pívot por su versatilidad (pasa y tira mejor), pero la realidad ha mostrado que cuando Pau juega de 5 su rendimiento mejora. Le pasó en Memphis, le pasa con la Selección (a Pau y Marc les costó mucho jugar a su mejor nivel cuando coincidían) y también en los Lakers. En sus enfrentamientos ante el mejor pívot actual de la liga, Dwight Howard, Gasol siempre ha salido reforzado. Bynum ha fracasado.

Phil Jackson empieza a perder la paciencia: en la final de la NBA se dijo que Bynum y Jackson (entrenador de los Lakers) habían tenido un desencuentro por el tiempo que el pívot pasaba en el banquillo. Hace pocos días, Phil echaba más leña al fuego y comentaba (algunos creen que en el enésimo intento del entrenador por motivar a Bynum) que no estaba contento con el rendimiento de su joven estrella, al que le pedía más defensa y más regularidad en el juego.

Gasol y Bynum no se entienden: ni dentro, ni parece que fuera de la pista. Sobre lo primero, y aparte de lo que mejoran las estadísticas de uno y otro cuando no juegan juntos, hay que resaltar lo que han dicho ambos al respecto: Bynum comentaba hace un año que todavía estaba aprendiendo a jugar junto a Pau y éste, hace pocos días, le pidió que jugase como si el propio Gasol no estuviese en pista, lo que hace patente que el joven Andrew no se encuentra cómodo compartiendo minutos con Pau. Fuera de ella quizá exageremos si hablamos de una relación fría, pero mientras el líder del equipo, Kobe Bryant, sólo habla de Pau maravillas, Bynum ha aprovechado la primera gran crítica del año a Pau (el pívot de Los Angeles Clippers, Chris Kaman comentó que no creía que Pau mereciese estar en el All-Star) para adherirse a ellas: “Kaman tiene derecho a sentirse así porque creo que es el pívot que más puntos anota en la NBA ahora mismo. Yo podría decir lo mismo porque soy el pívot que más votos ha conseguido (tras Stoudemire, de los Suns), pero nunca diría algo así".

La prensa angelina se posiciona en favor de Gasol: claro ejemplo de la división existente en LA lo ha dado esta semana Los Angeles Times, quienes en su edición digital veían bien seleccionar a Pau para el All Star Game y no hacerlo con Bynum.

¿Cuáles han sido las mejores ‘torres gemelas’?

No ha habido muchas ‘torres gemelas’ dignas de mención en la NBA. Las dos más famosas proceden de Texas: por un lado estuvieron, a mediados de los 80 y en los Houston Rockets, Hakeem Olajuwon y Ralph Sampson, famosos por aplastar a los Lakers en el 86, año en el que jugaron (y perdieron) la final contra los Celtics. Precisamente unos años más tarde, Olajuwon, ya sin Sampson, consiguió dos títulos de la NBA seguidos con los Rockets.

Sin duda, y hasta la fecha, el mejor dúo de hombres altos conocido en la NBA, aunque la cosa durara poco, se pudo ver en San Antonio. Allí, a finales de los 90 y principios del siglo XXI, jugaron juntos Tim Duncan y David Robinson. Ambos consiguieron juntos dos títulos de la NBA, aunque muchos opinan que si aquella pareja funcionó fue porque Robinson, que ya se encontraba en el ocaso de su carrera, cedió mucho protagonismo a Duncan.

¿Deben traspasar a Bynum los Lakers?

Cada vez son más los que empiezan a pensar que lo que le falta a los Lakers es traspasar a Bynum. En época de All-Star los rumores se multiplican. Una de los últimos señalan a Bynum fuera del equipo la temporada que viene y Chris Bosh (estrella de Toronto Raptors, que queda libre este verano) y Caron Butler (alero de los Wizards, que ya estuvo en los Lakers y que mantiene muy buena relación con Kobe Bryant) en la órbita de los Lakers. Esto situaría a Bynum en Washington.

Son todo rumores, de momento, que dependerán de que los Lakers retengan el título este año. Todavía existe fe en Bynum, aunque su crédito depende de que empiece a demostrar que es el pívot dominante que todos desean en el equipo amarillo y púrpura.

Saltan las alarmas

Para retener el título habrá que ganar al mejor equipo del este en las finales. Uno de los grandes favoritos para llegar a esas hipotéticas finales ante los Lakers son los Cavaliers de Cleveland, el equipo de Lebron James. En un mes, los Cavs han ganado sus dos partidos con los Lakers con cierta autoridad, lo que ha molestado mucho en el seno de los angelinos, especialmente porque los Cavs cuentan con el peor Shaquille O'Neal que se recuerde (la edad pasa factura a 'Diesel') y con un Ilgauskas que apenas hace daño en la pintura. Se esperaba ganar a los Cavs en la zona, pero las ‘torres gemelas’ de los Lakers defraudaron. Si eso vuelve a ocurrir en una final ante los Cavs, puede que no haya una próxima vez para el tándem Gasol – Bynum.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento