Pau y Marc Gasol antes del partido entre Raptors y Spurs
Pau Gasol abraza a su hermano Marc en los prolegómenos del partido entre Raptors y Spurs. EFE

La pesadilla de Pau Gasol continúa. A sus 38 años vive una época complicada en los San Antonio Spurs, pues no está contando con oportunidades tras haberse recuperado de la fractura por estrés que sufrió en el pie izquierdo.

En esta ocasión el español no disputó ni un minuto ante los Raptors por decisión “puramente técnica, ni más ni menos”, como afirmó el propio jugador tras la derrota de su equipo (120-117). Se trataba de la primera visita de Pau a su hermano Marc en Toronto.

El catalán aseguró en la zona mixta que se encuentra físicamente preparado para jugar y confesó que su situación es “decepcionante” porque “soy un competidor y quiero jugar y quiero aportar al equipo”.

El mayor de los Gasol reconoció que la NBA “está cambiando mucho. Se está llevando un juego de muy pequeños. Es difícil ver equipos con dos grandes en la pista. Eso limita mucho las opciones para los jugadores grandes", afirmó.

Pau confía en que su situación cambie "pronto", ya que “creo que puedo seguir contribuyendo a un alto nivel y apoyando a mi equipo y eso es lo que espero que suceda”.