España - EE UU
Los jugadores de España y Estados Unidos muestran sus emociones tras la final de baloncesto. (REUTERS) REUTERS

Tras la polémica suscitada por las declaraciones de Chantal Julien, árbitro francesa que pitó la final de baloncesto de los Juegos Olímpicos de Pekín, entre España y los Estados Unidos, en las que aseguraba que "No pitabas a EE UU como al resto; fue vergonzoso", no se han hecho esperar las reacciones.

Si el presidente de la Federación José Luis Sáez, no quiso entrar en la polémica al declarar que "quiero pensar que los árbitros se equivocan, porque son humanos, y que no fue deliberado", el jugador de la selección y de Los Lakers, en la NBA, Pau Gasol aseguraba a los micrófonos de Radio Marca que "era bastante obvio que tenían consensuado" no pitar los pasos de salida americanos.Para el mayor de los Gasol, "era bastante obvio que no iban a pitar las salida abiertas por el bien del juego, para no estar pitando pasos continuamente". Además, reconoce que en la final "si hubieran pitado dos o tres hubiera cambiado el resultado, pero es algo que no puedes controlar".