Pau Gasol
El jugador de los Lakers Pau Gasol se duele de la lesión en el pie derecho que sufrió en 2013. EFE

En el desastre de temporada que están protagonizando Los Angeles Lakers, las lesiones son un factor definitivo. Es cierto que ante los Cavaliers de Cleveland perdieron su quinto partido consecutivo, el 11º de los últimos 12, pero también es verdadero que los angelinos solo tienen ocho jugadores completamente sanos. Entre ellos, no está su jugador franquicia, Kobe Bryant, con una fractura en la tibia después de haber estado fuera de las canchas ocho meses por el talón de Aquiles, ni Pau Gasol.

Sin duda,
estoy limitado, no puedo extender el pie

A pesar de los dolores, el catalán está manteniendo el tipo. Frente a los Cavs anotó 20 puntos y capturó 12 rebotes, y eso que había sido duda hasta última hora por una distensión en un tendón del dedo gordo del pie izquierdo.

No es el primer contratiempo de Pau esta campaña, un jugador de 33 años, 2,15 metros y 115 kg y, que después de 13 temporadas en la NBA, es normal que sufra algunos achaques.

Operado de ambas rodillas

El más importante lo sufrió el pasado verano, cuando tuvo que pasar por el quirófano para operarse de tendinitis en ambas rodillas y se perdió el Eurobasket 2013.

En el arranque de esta temporada regular de la NBA padeció un esguince en el tobillo derecho, además de la reciente inflamación en un dedo del pie izquierdo. Antes del partido contra Cleveland fue sometido a una resonancia magnética, pero, finalmente, pudo saltar a la cancha y cuajar una actuación digna en el seno de unos Lakers que son el tercer peor equipo de la Conferencia Oeste, con 14 triunfos y 24 derrotas, a siete partidos del octavo puesto, que da acceso a los play offs.

"Sin duda estoy limitado; no puedo extender el pie ni hacer movimientos explosivos, pero al menos no lo he agravado mucho. No ha empeorado, aunque voy a tener que jugar a un ritmo diferente y mis acciones serán más controladas. Quiero estar ahí fuera con mis compañeros", reconoció.

Problemas en los pies

La primera lesión grave de Pau Gasol fue una fascitis plantar, en la temporada 2004-2005, cuando todavía vestía la camiseta de los Memphis Grizzlies, que le obligó a estar parado 23 partidos.

A Pau Gasol le lastra el peor porcentaje
de tiro de su carrera, un 45,4%

El pie con el que jugó dañado ante Cleveland, el izquierdo, es el mismo que se rompió en el 2006 en las semifinales del Mundial que España acabó ganando en Japón y cuya final no jugó el mayor de los Gasol. Le tuvo fuera de las canchas otros 23 encuentros en el arranque te la temporada NBA 2006-2007.

En febrero de 2013 sufrió un desgarro en la fascia del pie derecho. El resultado: seis semanas KO.

En la presente campaña también se ha perdido partidos por un proceso vírico, que se le complicó en los bronquios y con sinusitis.

Decidirá su futuro en verano

Tras el partido frente a los Cavs, Pau también habló de su futuro: "Me gustaría quedarme en los Lakers lo que resta de temporada. Luego ya veremos".

El equipo de Los Angeles estuvo a punto de traspasarlo en enero, pero, a través de su gerente general, Mitch Kupchnak, ha afirmado que no le venderán antes del 20 de febrero, fecha tope para los fichajes. Por lo tanto, Pau Gasol se quedará en los Lakers hasta final de temporada, pero es probable que sea la última, ya que el 1 de julio se convertiría en agente libre y podría negociar un nuevo contrato con quien quisiera.

Además, Los Angeles Lakers han hipotecado su futuro tras la renovación del escolta Kobe Bryant por dos años y 35,7 millones de dólares, lo que obligaría a Gasol a una importante rebaja salarial en sus 14,2 millones de euros de nómina.

Pau gasol promedia 15,7 puntos, 9,7 rebotes y 3,4 asistencias, números destacables pero que esconden el peor porcentaje de tiro de su carrera, un 45,4%.