Pau Gasol, en la grada
Pau Gasol no saltó a la cancha ante los Miami Heat. EFE

Los problemas físicos se están cebando con Pau Gasol esta temporada. El pívot español se perdió 26 partidos al principio del curso por una fractura en el pie, lo que le hizo perder su sitio en los San Antonio Spurs y vivir una pesadilla que terminó con su marcha a los Milwaukee Bucks.

Su suerte no ha cambiado tras fichar por la franquicia de Wisconsin. Se ha perdido siete partidos y solo ha participado en tres, promediando 1,3 puntos, 3,3 rebotes y 0,7 asistencias en 10 minutos de juego.

Ahora, una nueva lesión hace peligrar su presencia en el comienzo de los playoffs, pues estará un mes de baja por una lesión en el tobillo izquierdo, según desvela ESPN.

Gasol se une a Mirotic y Brogdon en la lista de lesionados de los Bucks, que también tienen a su estrella Giannis Antetokounmpo entre algodones. 

El peor momento

La mala suerte se ceba con el español y su equipo en el tramo más importante de la temporada, a solo nueve partidos de los playoffs. Los Bucks se han confirmado como el mejor equipo de la liga regular, con 54 victorias y 19 derrotas, y esperan no resentirse en el camino hacia el título.