Edurne Pasabán: "Me bajaron a rastras"

  • La alpinista relata los malos momentos en el Kangchenjunga.
  • Consiguió hollar su duodécimo ochomil.
  • "Tenemos congelaciones en los pies y algo en el dedo gordo de la mano".
La alpinista vasca Edurne Pasabán.
La alpinista vasca Edurne Pasabán.

La alpinista vasca Edurne Pasabán ha asegurado que durante el descenso, tras coronar su duodécimo ochomil, ha vivido "uno de los perores momentos" de su vida y ha reconocido que, de no ser por el equipo que la acompañaba y la asistió, se hubiera "quedado" en el Kangchenjunga.

Pasabán, que ya ha llegado a Katmandú, se encuentra a salvo y llegará en las próximas horas a España para tratarse cuanto antes las congelaciones que padece en pies y manos. La alpinista ha relatado, en una entrevista con Radio Nacional que, durante la bajada desde el campo 4, hubo un momento en el que "el cuerpo dijo basta", arrojó su mochila y pidió a sus compañeros que no la movieran porque se sentía incapaz "de dar un paso más".

Con la voz aún rota por el extenuante esfuerzo, la que ya es la primera mujer que ha hollado 12 cumbres a más de 8.000 metros de altura confiesa que estuvo a punto de rendirse.

"Del campo 4 al 3 me han bajado literalmente a rastras", ha precisado al describir la dura travesía de retorno al campo base en la que dos sherpas, su compañero de expedición Álex Chicón y Ferrán Latorre, miembro como ella del equipo de "Al filo", se han turnado para ayudar a desplazarse a la alpinista vasca.

Tras ser trasladados en helicóptero a Katmandú, tanto Pasabán como Chicón llegarán en breve a Madrid para ser conducidos a Zaragoza, donde serán tratados de las congelaciones que ambos presentan. "Tenemos congelaciones en los pies y yo también tengo algo en el dedo gordo de la mano derecha", ha asegurado Pasabán, quien ha mostrado su esperanza de que el daño por estas lesiones "sea el mínimo" posible.

Va a por el trece

A pesar de que la odisea que ha vivido, ha finalizado hace escasas horas, Pasabán ya ha expresado su disposición a ir a por su decimotercer "ochomil" en cuanto se recupere y estar así más cerca de ser la primera mujer en llegar hasta las 14 cumbres más altas del planeta.

Dos días después de que Pasaban coronase el Kangchenjunga, la alemana Gerlinde Kaltenbrunner ha conseguido hacer cumbre en el Lhotse, convirtiéndose en la segunda mujer que logra pisar la cima de doce "ochomiles" por detrás de la alpinista vasca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento