La París-Niza clama contra el antidopaje a Van Impe y Sánchez gana la última etapa

El ciclista español Luis León Sánchez (i), del equipo Caisse d'Epargne, celebra su victoria en la última etapa de la carrera francesa París-Niza. (EFE)
El ciclista español Luis León Sánchez (i), del equipo Caisse d'Epargne, celebra su victoria en la última etapa de la carrera francesa París-Niza. (EFE)
EFE
El ciclista italiano Davide Rebellin, del equipo Gerolsteiner, se adjudicó la
victoria absoluta de la 66a.
edición de la carrera francesa
París-Niza y que tuvo como flamante
ganador de la última etapa al español Luis León Sánchez (Caisse d'Epargne).
Pedimos un mínimo de respeto y que no vuelvan a sobrepasarse los límites".
Los últimos 121,5 kilómetros, con salida y llegada en Niza con el alto d'Eze por medio, a tan sólo 27 kilómetros de la meta, no fue tan decisivo como se esperaba y Rebellin conservo la camiseta de líder y Sánchez daba una nueva alegría a su equipo.

Antes, los corredores que participan en esta carrera expresaron su malestar y cólera por el control antidopaje al que fue sometido el belga Kevin Van Impe durante las exequias de su hijo y retrasaron la salida de la última etapa en señal de protesta.

"Un mínimo de respeto"

Van Impe, del equipo Quick Step, estaba asistiendo al entierro de su hijo, que nació prematuro el pasado lunes y falleció seis horas después, cuando un oficial enviado por la comunidad flamenca se presentó para someterle a un control de orina.

Philippe Gilbert, su compatriota, exigió "un mínimo de respeto" y la necesidad de que "no vuelvan a sobrepasarse los límites". "Saliendo unos minutos más tarde del horario previsto, queremos mostrar nuestro apoyo a Van Impe", señaló el ciclista de la Française des Jeux.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento