Las últimas entrevistas de Paquito Fernández Ochoa

  • Durante el homenaje en Cercedilla hizo sus últimas declaraciones públicas.
  • Siempre transmitió su valentía y capacidad de lucha.
  • Una persona querida, valorada y precursora.
Paquito Fernández Ochoa, a la izquierda en el homenaje en Cercerdilla y a la derecha durante años antes de conocer su enfermedad. (Efe)
Paquito Fernández Ochoa, a la izquierda en el homenaje en Cercerdilla y a la derecha durante años antes de conocer su enfermedad. (Efe)

"He corrido muchas carreras. Unas las he ganado y otras las he perdido, pero siempre me empleé a tope, a fondo, como estoy haciendo ahora", comentó Paquito Fernández Ochoa en su última aparción pública, el homenaje que dio Cercedilla a él y todos sus campeones del esquí.

Allí volvió a emocionar a todos los asistentes con su entereza y optimismo, dando muestras de su gran humanidad y vitalidad. "Todavía me queda un poco de fuelle para decir en mi nombre y en el de mis compañeros que la sensación de cariño y afecto es algo que nos va a unir hasta que ya no estemos aquí", fueron algunas de sus palabras.

Siempre me empleé a tope

Tras ese multitudinario acto, decidió quedarse en la casa familiar de Cercedilla, sabedor de que la lucha que estaba manteniendo contra el cáncer estaba llegando al final. También queremos ‘rescatar’ de otros medios varias frases suyas.

Durante el mes de agosto habló con el periódico El Mundo y no tuvo ningún reparo en hablar abiertamente de su enfermedad. Incluso se atrevió a hacer humor sobre su situación contando un chiste sobre cáncer. "Lo primero son tu familia y tu trabajo y cuando haya que reirse que no te gane nadie" eran las cosas que más le importaban y así las expresaba.

El 26 de octubre, en una entrevista a Marca, apuntaba que se podía "ser feliz con un cáncer". También comentó que hizo en su vida "lo que he entendido que tenía que hacer. Otra cosa es que haya acertado. Me he salido con la mía. Porque me toque este retroceso en mi salud no me puedo sentir desafortunado".

Cuando haya que reirse que no te gane nadie

En la cadena Ser también hay un emotivo recuerdo en sonido. Paquito hablaba de cómo le gustaría ser recordado.

Una vez pasó el homenaje en Cercerdilla, Paquito quiso estar con su familia, vecinos y amigos en Cercedilla, en su pueblo, en donde creció y en donde, en el cercano puerto de Navacerrada, se calzó sus primeras tablas de esquí, aquellas que luego le darían el oro por el que muchos empezaron a conocerle y que hoy ha provocado una cascada de condolencias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento