Paquito Fernández Ochoa será enterrado hoy a las 12:00 en Cercedilla

  • Está previsto crear un museo en su pueblo.
  • El príncipe Felipe quiso estar con la familia del esquiador.
  • Cientos de personas acudieron a su casa desde primeras horas de la mañana.
Muchas coronas de flores han llegado a la casa de Paquito. (Efe)
Muchas coronas de flores han llegado a la casa de Paquito. (Efe)
Juan Carlos Hidalgo

Los restos mortales de Paquito Fernández Ochoa, que falleció ayer en su casa de Cercedilla, recibirán sepultura en el cementerio municipal de su pueblo a las 12:00, en lo que será el último adiós de los suyos al campeón olímpico español, medalla de oro en Sapporo en 1972.

Durante el día de ayer cientos de personas se acercaron a la capilla ardiente abierta en su casa de Cercedilla, que permanecerá abierta hasta que comiencen los oficios fúnebres en la Parroquia de San Sebastián.

Desde primeras horas, la casa de "Paquito" recibió un rosario de visitas y numerosas personalidades del deporte recordaron qué significó en el deporte.

La Casa Real, muy unida al deportista, envió una corona de flores y un telegrama de condolencia, e incluso la Reina Doña Sofía telefoneó a la viuda, María Jesús Vargas, para expresarle personalemente su más sincero pésame.

Desde el mundo del fútbol, se unieron a las muestras de cariño el Real Madrid, que le otorgará la insignia de Oro y Brillantes, y el Atlético.

Mucha emoción en Cercedilla

Su perro, Jazz, un labrador negro, pasó buena parte de la mañana subiendo y bajando por la calle recibiendo a todos los que se acercaban a la casa; con una alegría que para muchos de los presentes apuntaba al hecho de que el animal es fiel reflejo del alma de su amo.

Por la tarde siguieron acudiendo personalidades, como el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, quien aseguró que "siente de verdad esta pérdida, era una gran figura, un gran amigo y un ejemplo para todos. Simplemente quería venir a darle un abrazo a toda la familia en nombre de la Familia Real".

Palabras de su viuda

"Lo poquito que ha podido ha disfrutado de todo, por suerte", aseguró hoy su viuda María Jesús Vargas en Cercedilla.

Paco quedó muy contento, pero también terminó muy cansado

Respecto al estado de ánimo del campeón español en el reciente homenaje que recibió de su pueblo, Vargas destacó que no pensaba que su marido iba a ser capaz de aguantar el acto, "pero lo hizo muy bien".

"Paco quedó muy contento, pero también terminó muy cansado", señaló la esposa del primer y único campeón olímpico español en unos Juegos de invierno.

Agradecido a sus vecinos

Según varios testimonios, Paquito había pasado las dos últimas semanas "feliz", "conmovido" y "agradecido" por el homenaje que le rindieron sus vecinos, promovido por la Asociación Cultural de Cercedilla, junto a los 29 campeones de España de esquí de su pueblo.

Paquito se encontraba "feliz", "conmovido" y "agradecido" por el homenaje en Cercedilla
Sin embargo, como contó hoy Santiago Herráinz, presidente de esta asociación y gran amigo del esquiador, ya esta última semana se vino apagando hasta ayer, en que
pasó casi todo el día dormido, acompañado por su familia y amigos más allegados.

Estos últimos días, indicó Herráinz, "con gran ingenuidad y cariño me decía: Santi, tenemos que ir a ver un
museo que hay en La Molina para intentar hacerlo en Cercedilla igual de bien".

La creación del Museo Nacional de Cercedilla

Muy emocionado, el presidente de la Asociación Cultural de Cercedilla pidió "a todos" que "nos ayudéis ahora conseguir hacer el Museo Nacional de Cercedilla Paquito Fernández Ochoa".

Un compromiso al que, según dijeron algunos de lo presentes en la capilla ardiente, llegó la presidenta regional, Esperanza Aguirre, el día en que se le rindió homenaje, y que le piden que se haga realidad en memoria de Paco Fernández Ochoa, "porque era su gran ilusión en los últimos días en que solo hablaba del museo y de su homenaje", según Herráinz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento