Panathinaikos - Madrid
El escolta belga del Panathinaikos Matt Lojeski (i) y el pívot caboverdiano del Real Madrid Walter Tavares (d). EFE

El presidente del Panathinaikos, Dimitris Giannakopoulos, sigue son su cruzada contra la Euroliga.

Tras la derrota de su equipo en el tercer partido de cuartos de final contra el Real Madrid (81-74), que pone la serie 2-1 a favor de los blancos, el mandatario escribió en Instagram que a "la primera decisión errónea" por parte de los árbitros "se irán": "Es hora de que todo el mundo entienda que la Euroliga es un grupo mafioso liderado por el gangster Jordi Bertomeu", publicó.

También hizo alusión al Madrid: "El Real Madrid es el club más grande en todos los deportes dentro de la cancha... para ser lo mismo fuera debe tener la decencia de hacer un comunicado sobre el partido de ayer y decir que el club no quiere ganar partidos con la ayuda de los árbitros".

Hay que recordar que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) desestimó este miércoles en su totalidad el recurso interpuesto el 9 de marzo pasado por el presidente del Panathinaikos, castigado en febrero con cinco meses de prohibición de acceso a las canchas donde se jueguen partidos de la Euroliga de baloncesto. Inicialmente, Giannakopoulos fue sancionado por el Juez Disciplinario de la Euroliga con doce meses sin entrar a las canchas debido a sus declaraciones en su perfil de Instagram, en las que llegó a amenazar a seguidores del Fenerbahçe y criticó el arbitraje recibido por su equipo ante el conjunto turco. Posteriormente, el 27 de febrero, el Juez de Apelaciones de la Euroliga redujo la prohibición de doce meses a cinco meses, aunque le añadió una multa accesoria de 60.000 euros.