El Gran Canaria será el próximo adversario de los de Pablo Laso, un rival directo en la clasificación, ya que ambos equipos están empatados a victorias aunque los canarios están por delante al tener mejor diferencia de puntos.

Las estadísticas favorecen al Pamesa, que ha ganado en diez de sus doce visitas a la cancha insular, que el domingo vivirá una jornada especial, ya que disputará su partido número 500 en la Liga ACB.