Unicaja rompió ayer una racha de un mes sin ganar en la ACB, con cuatro derrotas consecutivas, y logró una aplastante victoria ante el Grupo Capitol Valladolid, la tercera en la liga. El equipo de Scariolo tomó pronto ventaja gracias a los triples de Welsh y Cabezas elevaron pronto en el electrónico (12-4). Las pérdidas de balón y los fallos de Boddicker o Eley pusieron al Valladolid ya a remolque al final del primer cuarto (26-14). En el segundo periodo, ni la entrada de  Iván Corrales frenó el ímpetu andaluz. Con los tiros libres y los triples de Davor Kus y el acierto en los libres de Ndong, Unicaja llegó a ampliar las distancias a catorce puntos (44-20); un mate de Ndong puso el marcador en 50-25 y a partir de ahí los malagueños se alejaron hasta el 61-33.

Tras el descanso, los cajistas bajaron algo el ritmo, pero entre Berni y Kus volvieron a aumentar la distancia. Los errores de tiro del Vallolid sentenciaron a esas alturas de partido a los pucelanox, hunidos (81-46) en el tercer cuarto. En el periodo final, Eley intentó maquillar un resultado que la puntería de  Welsch dejó en el 103-65 final.

Rubio y Rudy Fernández, a tope

Sólo suman 39 años, pero ayer fueron clave para la victoria de su equipo, el líder Joventut, ante el Akasvayu (92-73). Entre Rudy Fernández y Ricky Rubio sumaron 50 de esos 92 puntos (25 cada uno), y acapararon 62 puntos de valoración. El escolta obtuvo 28 y el joven base 34. El máximo anotador de la jornada fue Pietrus, de Estudiantes, que hizo 26 puntos ante el Manresa.