Pedro Martínez de la Rosa: "Mis padres sólo me dejaban llevar coches teledirigidos"

Ha demostrado que tiene calidad para disputar el Mundial de Fórmula 1; pero de momento, Kimi Raikkonen y Juan Pablo Montoya le cierran el paso en McLaren.
Pedro Martínez de la Rosa (Miguel Cerro)
Pedro Martínez de la Rosa (Miguel Cerro)
Miguel Cerro
¿Renault está un peldaño por encima del resto?

Sí, sin duda. Empezó dos peldaños por encima y ahora podríamos decir que está sólo uno. Son rápidos y fiables.

Y McLaren, ¿por qué se pone las pilas tarde?

Estamos pagando el haber introducido el coche tarde, a mediados de enero, pero ya hemos mejorado mucho.

¿Cuándo estará preparado para competir con Renault?

Espero que a partir de Nürburgring (7 de mayo). Falta introducir mejoras aerodinámicas y de motor, a las que yo, como piloto probador, tengo que dar el visto bueno.

Ferrari parece que vuelve a decepcionar...

Tiene que mejorar mucho para ganar el mundial.

¿Cómo lleva lo de ver las carreras desde el banquillo?

Está siendo un año duro, porque el pasado por lo menos teníamos tres coches y en los entrenamientos del viernes me quitaba el mono. Este año no puedo demostrar nada.

¿Ha pensado en cambiarse?

He recibido ofertas, pero no voy a cambiar para ir a un equipo donde me doblen constantemente en carrera. Si no estás en un gran equipo, te conviertes en un mediocre.

¿Qué pasará en McLaren con la llegada de Alonso?

Viene un grandísimo piloto y lo están esperando con los brazos abiertos.

Alguien se tendrá que ir...

Es cierto, pero hasta junio o julio no se sabrá quién se marcha. De momento, ni Raikkonen ni Montoya ni yo tenemos asegurado el puesto.

¿Usted empezó tarde a pilotar, verdad?

Sí. Hasta los 15 años no convencí a mi padre para que me comprara un kart. Mi familia no quería que fuera piloto porque era muy peligroso y sólo me dejaban competir con coches teledirigidos.

Pero una vez al volante, su progresión fue enorme...

La Federación me ayudó a dar el salto a los circuitos y pronto empecé a ganar carreras. Luego tuve la suerte de pasar tres años en Japón, donde estaba la mejor cantera de F-1, y desde allí di el salto final.

¿Qué tal su experiencia allí?

Fantástica. Al llegar, pensé que no duraría ni una semana, pero te acabas acostumbrando a la cultura del país. Dormí tres años en un futón en el suelo. Además, allí gané muchos campeonatos.

¿Cómo lleva ser comentarista en Tele 5?

Me lo paso muy bien porque hay un gran equipo detrás, pero sólo es una manera de rentabilizar mi tiempo. Quiero ser piloto y no comentarista.

¿Qué le parece el reto de Valentino Rossi, que quiere competir con Alonso en motos, rallies y fórmula 1?

Eso es una tontería. Para ser un crack tienes que serlo en tu especialidad.

Entonces, ¿no lo aceptaría?

No, porque esto no es un decatlón. Además, no quiero romperme el cuello en moto.

Pimpampum

Un libro El perfume, de Patrick Süskind.

¿Una película? El silencio de los corderos.

¿Un disco? Cualquiera de Bruce Springsteen.

¿Un plato? La paella. Hay que barrer para casa.

¿Una ciudad para vivir? Barcelona, sin ninguna duda.

¿Un lugar de vacaciones? Mallorca u otro lugar de las Islas Baleares.

¿Un color? El rojo.

Bio. Nació en Barcelona en febrero de 1971. Está casado y reside en la Ciudad Condal. Debutó en el Mundial de Fórmula 1 en 1999, al volante de un Arrows. Luego fue piloto de Jaguar y en 2003 fichó por McLaren, donde actualmente es piloto de pruebas. Pedro se encarga de poner a punto los monoplazas plateados, los principales enemigos del Renault de Fernando Alonso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento