La pachanga se la llevó el Nàstic por la mínima
Casquero (izda.) lucha por un balón con Generelo.(S. B. / EFE)

Ni Getafe ni Nàstic se jugaban nada ayer, y eso se notó en el ritmo del partido, que parecía más un encuentro entre amigos que un choque de Primera División.

El Getafe, con la UEFA en el bolsillo gracias a su participación en la final de la Copa del Rey, jugó con la mente puesta en ese encuentro, que tendrá lugar ante el Sevilla en el Bernabéu el próximo 23 de junio. Mientras que el Nàstic, que desde hace dos semanas sabe que jugará en Segunda la próxima temporada, tampoco puso muchas ganas.

En la primera parte dominaron los locales, aunque el árbitro se ‘comió’ un penalti cometido por Celestini sobre Rubén Castro. En la segunda, el Getafe salió con más energía y dispuso de varias ocasiones que desperdició, no como el Nàstic, que en el minuto 78 abrió el marcador con un tanto de Irurzun.

El Deportivo de Joaquín Caparrós, por otra parte, perdió ante el Recreativo en Riazor por 2-5.