«El riesgo de percance es casi nulo
. Foto
Con sólo 19 años, acaba de proclamarse campeón mundial de paracaidismo, una afición heredada de su abuelo, piloto republicano en la guerra civil, que fue derribado dos veces y salvó la vida las dos lanzándose en paracaídas.

¿Desde cuándo practica paracaidismo?

Con 11 años hice mi primer tándem; o sea, un salto con instructor que, además, era mi padre. Esa experiencia me marcó para toda la vida, es una sensación que no he olvidado nunca. Mientras mis amigos jugaban al fútbol o al básquet, mi obsesión era saltar en paracaídas una y otra vez.

¿Saltó obligado?

De eso nada, estaba loco por saltar. Creo que es algo que llevo en la sangre, porque mi padre es instructor de paracaidismo y mi abuelo fue aviador republicano durante la guerra civil. En un par de ocasiones fue derribado y tuvo que lanzarse en paracaídas.

Pero no es militar, ¿no?

No, pero mi profesión me ha llevado a recorrer casi toda la geografía de España donde se practica el paracaidismo, desde Valencia, donde nací, pasando por Ocaña, casi todo el sur y, finalmente, Toledo, donde vivo ahora. Ejerzo de instructor en Lillo.

¿Da para vivir su profesión?

Por ahora, sí. No tengo queja porque el centro de paracaidismo donde trabajo abre de lunes a domingo. Además, soy cámara de vuelo y produzco y realizo vídeos de mi especialidad.

¿Cómo preparó el mundial?

Si voy a ser sincero, casi no lo preparé. Fui a Orlando con el equipo español con la intención de aprender, de coger experiencia para citas futuras, pero, sin yo esperarlo, las cosas empezaron a rodar bien y el último día me encontré con el título mundial de mi categoría, en la especialidad de pilotaje de campana (swoop), sin apenas darme cuenta.

¿En qué consiste el pilotaje de campana?

Se realiza utilizando un paracaídas cuadrado que planea y cae a mucha velocidad, pero siempre a ras del suelo. La competición consiste en ejercicios de precisión, distancia y velocidad.

¿Qué significa el título?

Soy el primer español que gana un título mundial de paracaidismo,  y creo que eso es bastante importante, sobre todo porque puede marcar el despegue de un deporte poco popular en España.

¿El paracaidismo es deporte de riesgo?

En absoluto, las probabilidades de que ocurra algún percance son casi nulas. 

BIO

Valencia, 1985. Se formó en el Real Paraclub Valencia (más de 3.000 saltos). Salta a 4.000 metros y abre el paracaídas a los mil.