Pablo
Pablo, ante el Oporto (Reuters).

Pablo Ibáñez, defensa del Atlético de Madrid, reconoció en rueda de prensa, un día después del empate de su equipo ante el Oporto en los octavos de final de la Liga de Campeones, que cometió un "error grave" en el primer tanto portugués.

Para el central del conjunto rojiblanco, uno de los mejores pese a fallar en uno de los goles lusos, el Oporto fue "superior" e incluso destacó que "pudieron marcar algún gol más".

Se puede ganar al Barcelona. Es el mejor de Europa y de España y va a ser complicado

"Ellos tuvieron ocasiones, fueron superiores, pero podemos ganar en Oporto. Tienen cierta ventaja pero podemos hacerlo. No fue nuestro día. Fueron superiores. Un día malo lo tiene cualquiera y en la Liga de Campeones los errores se pagan caro. No estuvimos finos. El error que tuve fue grave, nos costó un gol. Ojalá que cambien las cosas", apuntó.

"No estamos contentos con el resultado y pudieron marcar algún gol más, pero hay que intentar repetir allí alguna de las noches buenas que hemos tenido en la competición en la liguilla de grupos", añadió.

Además, preguntado por el enfado de su compañero Sergio "Kun" Agüero, que se marchó a la ducha tras ser cambiado y estar dos minutos sentado junto a sus compañeros en el banquillo, indicó que no cree que sea "una situación muy grave cuando no se ha comentado nada en el vestuario"

Finalmente, habló sobre el próximo compromiso de su equipo, el fin de semana en Liga frente al Barcelona, en el que dijo que es posible que el Atlético de Madrid consiga la victoria.

"Se puede ganar al Barcelona. Es el mejor de Europa y de España y va a ser complicado. El año pasado ya les ganamos. Si hacen un partido completo será difícil, pero nosotros tenemos nuestras armas, concluyó.