Oxígeno para el Betis
Estoyanoff lucha un balón con el delantero brasileño del Betis Robert de Pinho.(Lavandeira Jr./EFE)
Riazor. 12.000 espectadores.

Deportivo Aouate; Manuel Pablo, Lopo, Andrade, Capdevila; Estoyanoff (Pablo Alvarez, min. 79), De Guzmán, Verdú, Cristian (Taborda, min. 69); Riki (Juan Rodríguez, min. 56) y Arizmendi.

Betis Doblas; Ilic, Nano, Juanito, F. Vega; Pancraté (Edú, min. 65), Assuncao, Juande; Fernando; Sobis (Miguel Angel, min. 76) y Robert (Caffa, min. 59).

Goles 0-1 (min. 80): Fernando.

Árbitro Clos Gómez (Colegio aragonés). Mostró tarjeta amarilla a De Guzmán (min. 66), Andrade (min. 67), Lopo (min. 78), Ilic (min. 20) y Fernando (min. 91).

Era el minuto 80. Fernando se quedó solo ante el meta del Deportivo y, tras la salida de Aouate, el delantero bético le batió por bajo. Ese tanto, tardío pero a a tiempo, permite a los de Luis Fernández respirar, después de una dura semana copera, ya que les permite despegarse de la zona de descenso.

En la primera parte, Betis y Deportivo se alternaron el control de balón por momentos. A pesar del empate a cero, que se debió sobretodo a la imprecisión de los delanteros a la hora de concretar las ocasiones, el juego no fue del todo aburrido.

Arizmendi fue el que más jugó del Depor en estos 45 minutos, mientras que Assunçao fue el pilar de juego de los béticos.

Baja tensión defensiva

Tras la reanudación del encuentro, el Deportivo, que con esta derrota rompe su racha de imbatibilidad en 2007, salió con los delanteros más dispuestos al ataque. La tensión defensiva en el centro del campo se relajó y, aunque las ocasiones llegaban aún con cuentagotas, el juego se volvió más entretenido, aunque con poca pegada.

El que si aprovechó  una de esas ocasiones fue el Betis, que se adelantó en el marcador justo cuando mejor jugaban los locales. A falta de diez minutos para el final, y tras una asistencia de Miguel Ángel,  Fernando marcó a Aouate y dejó helada a la afición y al equipo local.

Quedaba aún tiempo para reaccionar, y el Deportivo lo intentó, pero le faltó fe y no pudo conseguir ni el empate. Esta derrota deja casi sin opciones a los de Joaquín Caparrós en sus lucha por los puestos de UEFA.

El Sevilla, cada vez más seguro

“Optar por el liderato en la jornada 25 es un sueño que no pensábamos. No cabe la menor duda que con esta victoria hemos presentado nuestra candidatura al título, aunque no hay que olvidar que queda mucha Liga”, apuntaba ayer José María Del Nido, presidente del Sevilla, en la web del club. Y es que la victoria del sábado ante el Barça, además de dar tres puntos y otorgar el liderato al equipo, inyecta de confianza a los de Juande Ramos.