Entre el 11.º, el Valladolid (31 puntos), y el antepenúltimo, el Depor (27), sólo hay cuatro de diferencia. La salvación va a estar más reñida que nunca con equipos grandes como el Zaragoza y el Athletic metidos en ella.

Athletic: Los leones están acostumbrados a coquetear con el descenso en las últimas campañas. Los goles de Fernando Llorente –6 tantos, tres en los últimos tres choques– pueden salvar a un equipo joven que baja el rendimiento en las segundas partes.

Murcia: Penúltimo. Mantenerse está a seis puntos. Los indicios no son buenos: su entrenador, Lucas Alcaraz, está a la espera de que el presidente, Jesús Samper, le confirme o le destituya. De los últimos 21 puntos, sólo ha conseguido uno. El siguiente contrincante, un rival directo, el Betis.

Zaragoza: Un equipo de mitad de tabla para arriba en caída libre. Osasuna, Barça y Sevilla son sus últimos verdugos. Irureta está viviendo su primera crisis y la próxima jornada disputa su primera final en busca de la salvación, en el campo del Levante.

Deportivo: Los coruñeses siguen en descenso, pero han recuperado el crédito. Su entrenador, Lotina, ha estado en la cuerda floja, pero, de los últimos cinco partidos, han ganado tres y han empatado uno. En las próximas tres jornadas tendrán que vérselas con Sevilla, Valencia y Madrid.

Levante: El equipo granota, el farolillo rojo, no pierde la esperanza. En lo que llevamos de segunda vuelta ha sumado los mismos puntos que en toda la primera, ocho.

Betis: La salida de Héctor Cúper y la llegada de Paco Chaparro al banquillo verdiblanco le han dado tranquilidad al club, pero su irregularidad continúa. Ha perdido, ganado y empatado los tres últimos choques.

Valladolid: Los blanquivioletas tomaron aire con su triunfo en campo del Murcia. No pueden despitarse. Racing, Athletic y Osasuna, siguientes contrincantes.