Óscar Sierra
Óscar Sierra, jugador de los Zaragoza Hurricanes de fútbol americano. Heraldo.es

Óscar nació en un cuerpo de mujer, pero a sus 21 años acaba de conseguir que la Federación Española de Fútbol Americano (FEFA) le autorice para jugar en la Liga masculina a partir de esta temporada. El campeonato empieza este mes de diciembre y ya ha hecho la pretemporada con sus nuevos compañeros de los Zaragoza Hurricanes, equipo de la Tercera División.

¿Ha sido complicado conseguir la licencia masculina?
No demasiado. Le escribí en julio a la Federación Española y desde entonces he estado a la espera porque tampoco podía hacer mucho más. Me consta que ellos se han puesto en contacto con el Consejo Superior de Deportes y no sé con quién más. A finales de octubre me llegó la respuesta afirmativa.

Su caso es pionero en España, ¿hay que ser valiente para dar este paso?
Sí, soy el primero, pero esto es algo que haces sin darte cuenta. La verdad es que no esperaba que tuviera la trascendencia que ha tenido. Yo solo quería jugar la Liga masculina, pregunté a la Federación y esperé. Nada más.

Hasta la temporada pasada jugó en la Liga femenina ¿cuándo vio que no era la suya?
Hace relativamente poco, un año más o menos. Que me siento un hombre siempre ha estado ahí, pero antes yo mismo me negaba a asumirlo porque es algo complicado, que va contra los estándares establecidos, contra la imagen de un hombre y de una mujer que te enseñan en el colegio… cuesta un poco aceptarlo, pero hace un año decidí dar el paso y hacerlo público.

¿Empezó entonces el tratamiento hormonal?
Lo empecé en mayo, un día después de terminar la pasada temporada porque lo quise hacer todo legal y no puedes tomar hormonas de testosterona jugando en la Liga femenina. Es un tratamiento crónico porque mi cuerpo no genera la dosis de testosterona necesaria.

No eres más o menos hombre por la cantidad de testosterona que generes¿Las hormonas suponen un problema para pasar un control antidopaje?
Si jugase en la Liga femenina, que me niego porque no soy una mujer, eso está claro, ahí sí que podrían ponerme algún problema. Pero en categoría masculina no porque todos los hombres generan testosterona, a niveles mayores o menores. Y no solo hay personas transexuales que deben meterse testosterona, también hay hombres que generan menos y tienen que ponerse más, sobre todo en la adolescencia. No hay ningún problema. Tampoco eres más o menos hombre por la cantidad de testosterona que generes.

¿Sería más complicado obtener una licencia femenina para una mujer nacida en cuerpo de hombre?
Sí, sí, seguro. Por el tema de las hormonas.

¿Tiene pensado operarse para hacer el cambio de sexo completo?
Una cosa es el cambio de identidad y otra la operación. La operación puede que la haga en el futuro, pero todavía no lo sé. Siento que soy yo aunque mi cuerpo sea diferente. Hay mujeres con pene y hombres con vulva. No tienes por qué seguir los patrones establecidos por la sociedad. Lo único que te pide la Ley para cambiar de identidad es que estés dos años en tratamiento hormonal.

Todavía le falta un poco entonces…
Sí, por esto todavía tengo que jugar en la Liga con mi antigua identidad. Para los temas médicos y de seguros tiene que figurar el nombre oficial que aparece en el DNI.

¿Le da respeto enfrentarse ahora a rivales que, previsiblemente, serán físicamente más fuertes que en la Liga femenina?
No, yo pido que me traten como a uno más. No quiero que los rivales cambien su forma de jugar porque esté yo ahí.

Hay que visibilizar y normalizar este tipo de situaciones¿Teme encontrarse con actitudes intolerantes entre algunos rivales?
He oído y leído algunos comentarios, pero supongo que son fruto del desconocimiento, motivados porque la gente no sabe mucho del tema o por algún tipo de ideología que solo acepta su perspectiva. Yo mientras haya juego limpio en el campo, me da igual lo demás. Lo que piense luego cada uno, pues allá él. Yo creo que lo que hay que hacer es visibilizar y normalizar este tipo de situaciones. Mientras respetes a los demás, tú serás respetado.

Ya está entrenando con su nuevo equipo, ¿cómo le han acogido los compañeros?
Sin ningún problema. Yo se lo comenté y desde el principio soy Óscar para ellos, uno más.

¿Tiene algún problema para compartir vestuario por su físico diferente?
No, en absoluto. Quizás me aparto un poco al cambiarme, pero ya está. Soy uno más y compartimos el vestuario con normalidad.

¿Y qué le dijeron sus excompañeras de equipo cuando se enteraron de que las dejaba?
Me dieron la enhorabuena y me dijeron que ‘a pegarles duro’ (risas).

El fútbol americano no se practica mucho en España, ¿por qué le atrajo este deporte?
Tenía una amiga que jugaba y familiares míos también jugaron en su día, así que lo probé y me gustó. Antes había probado varios deportes, pero me quedé con este. Ya llevo cuatro temporadas jugando.

¿Es España un país tolerante con el colectivo transexual?
Veo más desinformación que intolerancia. Siempre hay gente que habla antes de pensar, pero principalmente es por falta de información. De todas formas, todo es depende de los ambientes en los que te muevas, del colegio que vayas, etc.

¿Estudiar psicología le ayuda a hacer frente a los intolerantes?
Sí, estoy haciendo la carrera por la UNED y estoy en tercero. La psicología consiste en intentar ser empático y no juzgar a las personas. Lo que te enseña es a respetar las opiniones.