Moutinho en el Oporto - Málaga
Moutinho celebra su gol en el Oporto - Málaga. EFE

Hay eliminatoria. Esa es la conclusión positiva que debe sacar el Málaga del partido de ida de octavos de la Champions ante el Oporto. El 1-0 es un resultado corto viendo la superioridad de los portugueses, pero deja todo abierto para el partido de vuelta en La Rosaleda.

No fue el día del Málaga, eso está claro. En una de las fechas más importantes de la historia del conjunto andaluz, los de Pellegrini cuajaron su peor partido de la temporada. Desaparecidos en el centro del campo, con sus estrellas Isco y Joaquín sin rascar bola y con sus delanteros desaparecidos en combate, solo una gran labor defensiva dejó viva la eliminatoria.

El Málaga cuajó su peor partido de la temporada

Y es que el Oporto es de los peores equipos que te puede tocar en Champions. Su fútbol es siempre superior a su nombre y el tiempo siempre acaba demostrando que sus jugadores eran de los mejores del mundo. Un rival extremadamente complicado.

La superioridad del conjunto luso en la primera parte fue excesiva, y solo la muralla defensiva española evitó el gol. Las llegadas portuguesas fueron continuas, pero el último pase nunca llegó y Caballero no tuvo que ser esta vez el héroe de su equipo, pues lo estaban siendo los defensas.

Pero que no llegara un gol del equipo local empezó a ser un milagro y el marcador no iba durar sin moverse. Un gran pase de Sandro lo culminó Moutinho para perforar a placer la red malacitana.

El tanto hizo que el equipo español se estirara, pero las ocasiones fueron cada vez más claras para el conjunto portugués. Sin embargo, el resultado no se movió, lo que deja al Málaga con vida y con la esperanza de la remontada dentro de tres semanas en casa (13 de marzo).

Ficha técnica:

1 - Oporto: Hélton; Danilo, Nico Otamendi, Mangala, Alex Sandro; Fernando Reges, João Moutinho, 'Lucho' González (André Castro, min.91); Marat Izmailov (Christian Atsu, min.69), Jackson Martínez y Silvestre Varela (James Rodríguez, min.57).

0 - Málaga: Caballero; Sergio Sánchez, Demichelis, Weligton, Antunes; Joaquín (Portillo, m.62), Iturra (Ignacio Camacho, min.77), Toulalan, Isco; Julio Baptista (Lucas Piazón, min.77) y Santa Cruz.

Gol: 1-0, m.56: Joao Moutinho.

Árbitro: Mark Clattenburg (ING). Amonestó a Manuel Iturra (74).

Incidencias: partido de ida de los octavos de final la Liga de Campeones disputado en el estadio Do Dragao, de Oporto, ante unos 42.000 espectadores.