El sumario de la 'Operación Oikos' detalla cómo Carlos Aranda, uno de los líderes de la presunta trama de amaños en Primera y Segunda División, blanqueó abundante dinero procedente del narcotráfico mediante la compra de partidos de fútbol y las apuestas relacionadas con ellos. Según publica el diario ‘El Mundo’, el beneficio obtenido con el tráfico de drogas era utilizado para pagar a los jugadores a los que se compraba y también para realizar las apuestas que convertían en legal el dinero ilegal.

La Policía Judicial concluye en sus informes al juez que “la pertenencia a una organización criminal dedicada al amaño de partidos no es un negocio principal” para Aranda, sino que “podría considerarse como una inversión para el posterior blanqueo de capitales procedente del tráfico de drogas”.

La investigación detalla, además, el modus operandi: Aranda “ordena a una de sus empleadas la realización de determinadas apuestas deportivas por un importe alto”, que son “apuntadas en un libro de registro que se encontraba dentro de los locales de apuestas” que el cabecilla de la trama regenta en Málaga. “Una vez ganadas dichas apuestas”, escriben los investigadores, “los cheques con el importe del premio son puestos a nombre de personas del entorno de Aranda, para que éste sea el destinatario final del dinero, obteniendo en su cuenta el dinero ya blanqueado”.

Investigación aparte

La Policía Judicial destaca que se está investigando el tráfico de drogas en una pieza separada debido a la relevancia de los indicios descubiertos. De hecho, las escuchas telefónicas que originaron la 'Operación Oikos' fueron interceptadas en un procedimiento judicial por tráfico de estupefacientes en Málaga en el que se estaba investigando a Aranda.

Entre los principales duelos que están siendo investigados se encuentran el Valladolid-Valencia de la última jornada de Liga en Primera y el Huesca-Nástic de la pasada temporada en Segunda. El juez que instruye el caso considera que ambos encuentros fueron amañados en una trama en la que también sitúa como cabecilla al ex jugador Raúl Bravo.