Kylian Mbappé, en la final de la Copa del Mundo ante Croacia.
Kylian Mbappé, en la final de la Copa del Mundo ante Croacia. EFE

Francia ha sido el gran triunfador de la Copa del mundo, después de llevarse su segunda estrella tras derrotar a Croacia. El equipo de Didier Deschamps ha sido bastante superior, y evidentemente eso pesa de cara a la elección de un hipotético once ideal del torneo. Bélgica, por supuesto la subcampeona Croacia y el excelente rendimiento de Godín hasta su eliminación merecen un reconocimiento.

Courtois: El guardameta que ha hecho más paradas en el Mundial (27), y decisivo para que Bélgica haya hecho el mejor Mundial de su historia, acabando en tercer lugar. Muy seguro bajo palos e importante lanzando los dañinos contragolpes de los de Roberto Martínez.

Varane: Después de ganar la Liga de Campeones, cierra un año histórico al levantar también la Copa del Mundo. Siempre seguro, tanto defendiendo el área como a campo abierto, e incluso hizo el 1-0 que allanó el camino frente a Uruguay en los cuartos de final.

Godín: El central del Atlético de Madrid ha estado soberbio durante todo el torneo, especialmente en los octavos de final ante la Portugal de Cristiano Ronaldo, donde el charrúa jugó un partido absolutamente sobresaliente. Jerarquía en defensa y líder del equipo sudamericano.

Umtiti: Junto a Varane, el gran motivo de que Francia consiguiera mostrarse siempre tan sólida en la fase defensiva. Además, marcó un importantísimo tanto frente a Bélgica en las semifinales, un cabezazo que abrió el camino del equipo hacia la final.

Kanté: Aunque su final estuvo por debajo de lo esperado, durante todo el torneo estuvo incomrensurable en el robo, y fue decisivo para que Francia pudiera robar y contraatacar con acierto. Se confirma como el quizás gran especualista en su posición.

Modric: Elegido mejor jugador del Mundial, fue clave para que Croacia acabase siendo subcampeón. Llevó la batuta del equipo balcánico con balón y además, fue decisivo en las ayudas defensivas gracias a su gran despliegue e implicación. Rindió a gran nivel.

Pogba: De menos a más en el torneo, Deschamps le encontró acomodo a la derecha de Kanté y acabó sieno decisivo también en la final, marcando el 3-1 y lanzando varias veces al espacio a Mbappé. Se ha reivindicado como jugador de primer nivel mundial.

Griezmann: Ha mostrado una madurez tremenda, y además ha anotado cuatro tantos. Decisivo a la hora de abrir el marcador en todas las eliminatorias, de forma directa o indirecta, ha sido una de las grandes estrellas del combinado galo.

Mbappé: Nombrado jugador joven del torneo, su impacto, ha sus 19 años, ha sido brutal. Marcó tantos decisivos y dejó una exhibición histórica frente a Argentina, confirmándose como el gran relevo de Messi y Cristiano Ronaldo en el trono del fútbol mundial.

Hazard: Segundo mejor jugador del torneo nombrado por la FIFA, ha rendido a un nivel altísimo. Tirando del equipo en todo momento, incluyendo el encuentro de semifinales frente a Francia, donde puso en jaque a la zaga del campeón.

Lukaku: Aunque Kane acabó siendo máximo goleador, el delantero del Manchester United estuvo mejor en lo colectivo y, lo más importante, fue decisivo en las eliminatorias, dejando especialmente un encuentro espectacular ante Brasil.