Ona Carbonell inaugura el medallero español con el bronce en 'solo técnico' de sincronizada

  • La catalana debuta como solista en unos Mundiales tras la retirada de Andrea Fuentes.
  • Ha ocupado el tercer puesto, por detrás de la china Huang Xuechen y la rusa Svetlana Romashina.
La nadadora española Ona Carbonell Ballestero, durante los Campeonatos del Mundo de Natación de Barcelona.
La nadadora española Ona Carbonell Ballestero, durante los Campeonatos del Mundo de Natación de Barcelona.
EFE

La catalana Ona Carbonell ha dado la primera medalla a España en los Mundiales de Natación al clasificarse en tercera posición en la final de solo técnico, que ha ganado con claridad la rusa Svetlana Romashina.

El orden del podio no se ha visto alterado respecto a la clasificación en la ronda preliminar de este sábado por la mañana, y Carbonell se ha tenido que conformar con la medalla de bronce al no poder superar a la china Xuechen Huang, que ha sido plata.

Con Romashina inalcanzable, la española, que debuta como solista en unos Mundiales tras la retirada de Andrea Fuentes, ha mejorado en dos décimas su puntuación del sábado por la mañana.

Sin embargo, no ha sido suficiente para derrotar a Huang, subcampeona del mundo en Shanghái 2011 con la misma coreografía de El Lago de los Cisnes que ha utilizado hoy para volverse a colgar la plata.

Carbonell ha saltado al agua justo después de la china, que ha mejorado en cuatro décimas la actuación de este sábado por la mañana, consciente de que el subcampeonato estaba ya imposible.

Aun así, la barcelonesa, arropada por el público del Sant Jordi, ha nadado con la elegancia que le caracteriza. Sobria y más enérgica aun si cabe que en el preliminar, ha firmado un ejercicio sin apenas errores mientras se escuchaban las voces y los violines de Black Izard, una pieza en la que se nota la influencia de la campeona francesa Virginie Dedieu, que también ha colaborado en la coreografía.

De nuevo acompañada al borde de la piscina por Gemma Mengual y Mayu Fuyiki, como asistentes, Ona Carbonell ha terminado su ejercicio sabiendo que acababa de estrenar el medallero español con un bronce.

Solo faltaban por saltar al agua la japonesa, quinta clasificada por detrás de la ucraniana, y la rusa Romashina, que de nuevo ha protagonizado un número casi perfecto para lograr la mejor puntuación de la tarde y llevarse un medalla de oro que estaba cantada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento