Spanoulis y Sergio Rodríguez
El jugador del Real Madrid Sergio Rodríguez (d) disputa la bola ante Vasilis Spanoulis (i) de Olympiacos. EFE

El Real Madrid estrenó participación en la Euroliga esta temporada con una derrota en Atenas, en la cancha del Olympiacos, en un encuentro en el que los de Messina pecaron una vez más de falta de agresividad y que se decantó en los inicios del último cuarto, con un parcial demoledor 15-0 de los griegos que dejó muy tocado al equipo blanco (82-66).

Sólo Llull demostró estar a la altura de la ocasión (18 puntos), secundado en algunos minutos de la segunda parte por Carlos Suárez, en un choque en el que volvieron a saltar las alarmas ante la escasa aportación de Sergio Rodríguez, Tucker o Fisher. Los recién llegados.

El duelo, adelantado al resto de la primera jornada (como homenaje a los diez años de vida de la competición), arrancó igualado, con posesiones cortas y con demasiados desajustes en defensa. Los blancos tiraron de la rapidez de Llull y Rodríguez encarando el aro, mientras que los griegos se aprovechaban de la fragilidad en en el rebote del Real Madrid.

Bourousis fue clave para Olympiacos en la primera mitad

Pasaban los minutos y Teodosic y Spanoulis se sumaban a la fiesta, junto a Reyes y Fisher, pero la superioridad en la pintura sería para Olympiacos, con Nesterovic y Papanikolau sólidos, fijando las defensas y con Bourousis como jugador más destacado. Y es que tres jugadas consecutivas acertadas del pívot griego fijaron el empate al final de los primeros diez minutos (17-17).

La calma llegó al Real Madrid con el parón y con la aportación de Reyes y Tomic, como complemento perfecto a los nueve puntos de Llull en los compases iniciales del juego. Aún así, seguía siendo el menorquín el principal referente merengue, tanto en manejo como en anotación, y desde el triple, el Real Madrid supo agarrar la primera renta seria del choque (21-30, minuto 14).

Pero una técnica sobre Messina y varias pérdidas de balón incomprensibles metieron a Olympiacos en el partido, bajo el 'goteo' de Bourousis y el trabajo incansable de Spanoulis para frenar al 'torbellino' Llull (36-35, descanso).

Los blancos se fueron apagando

Despertó Teodosic de su letargo y, junto a Nesterovic, pusieron en jaque al equipo madridista tras el descanso (51-42, minuto 23). Para entonces, el balón no circulaba y la frescura de ideas y alternativas desapareció, fruto al trabajo de Spanoulis y a una defensa más agresiva de Olympiacos.

Seguían sin llegar la reacción, las rotaciones o alguna que otra buena acción de Sergio Rodríguez. Ni siquiera cuando los griegos seguían sumando rebotes en ataque (9 por entonces). Y es que sólo Llull y Suárez eran los únicos capaces de mantener la serenidad, más allá del resto del equipo, y el marcador, ante una nueva ofensiva de Bourousis y un triple sobre la bocina de Mavrokefalidis (62-56).

Olympiacos se mostró serio en defensa en la segunda parteLos primeros dos minutos del último cuarto fueron fatídicos para el equipo español, que encajó un parcial 15-0 y demostró estar seriamente tocado, después de un partido soso, sin variedad y con malas sensaciones en defensa (72-56). El golpe fue seco y contundente. Demasiado serio como para poder remontar sólo con el trabajo de Tomic a la media vuelta.

Entonces Ivkovic apostó por encarar la recta final desde la defensa y ambos equipos perdieron efectividad de cara al aro, con Teodosic, Spanoulis y Papaloukas controlando, algo más que suficiente para que el cuadro griego se 'relamiera' con el paso de los minutos. El Real Madrid debe madurar. Y mucho.

Ficha técnica:

82.- Olympiacos: Teodosic (15), Spanoulis (16), Nielsen (4), Papanikolao (2) y Nesterovic (11) --quinteto inicial--; Bourousis (16) Papaloukas (4), Lucas-Gordon (2),  Keselj (3), Mavrokefalidis (9) y Erceg (-).

66.-  Real Madrid: Rodríguez (6), Llull (18), Suárez (12), Tomic (10) y Reyes (9) --quinteto inicial--; Fisher (4), Velickovic (-), Vidal (2), Garbajosa (-) y Tucker (5).

Parciales: 17-17, 19-18, 26-21 y 20-10.

Árbitros: Lamónica (ITA), Belosevi (SRB) y Viator (FRA). Eliminado Nielsen por faltas personales por parte del Olympiacos.

Pabellón: De la Paz y la Amistad. 9.200 espectadores.