Spanoulis lleva a Olympiacos a la final de la Euroliga tras una gran remontada ante el CSKA

  • Los rusos ganaban por 9 puntos con menos de 4 minutos por jugarse.
  • Spanoulis metió 11 puntos casi seguidos, incluido un triple en los instantes finales, y remontó el partido para Olympiacos (68-70), que jugará la final de la Euroliga.
  • Se medirá al  Real Madrid en la final, una reedición de la de 2013.
El escolta del Olympiacos Vassilis Spanoulis (d) intenta superar al pivot del CSKA de Moscú Sasha Kaun.
El escolta del Olympiacos Vassilis Spanoulis (d) intenta superar al pivot del CSKA de Moscú Sasha Kaun.
EFE

Olympiacos se convirtió en el primer finalista de la Euroliga después de otra épica remontada ante el CSKA de Moscú (68-70), que se vuelve a quedar sin título pese a llegar con el cartel de favorito. Al igual que sucedió en la final de 2012, los rusos tenían controlado el partido, pero surgió el genio y el talento de Spanoulis, desaparecido hasta entonces, para llevar a los helenos al choque decisivo de este domingo.

Los nervios de la Final Four parecieron notarse en un inicio de encuentro con demasiados errores y anotación baja. Los rusos tomaron las primeras diferencias, pero siempre pequeñas, con el conjunto heleno siempre cerca gracias a la garra de Printezis y la anotación de Papapetru.

De Colo cogió el mando en el segundo cuarto y con la entrada de Aaron Jackson el partido subió de ritmo. Olympiacos sufrió, Spanoulis no se encontró cómodo ni acertado y el CSKA empezó a marcharse peligrosamente en el marcador. Sin embargo, nuevamente el coraje de Printezis surgió para dar la vuelta al partido y ponerse uno arriba. Al descanso, el partido no podía ir más apretado con ventaja mínima rusa (36-35).

El guion siguió tras el descanso, con acelerones de los moscovitas y los griegos haciendo la goma continuamente. De Colo siguió viendo aro, Teodosic se unió a la fiesta y Weems despertó para poner a los rusos ocho arriba. Las alarmas saltaron en Olympiacos, con graves problemas de anotación donde solo Printezis veía aro y Spanoulis estaba desaparecido.

El poderío de los rusos, con una rotación extraordinaria, mantuvo una buena renta bien avanzado el último cuarto. El 63-54 con menos de cuatro minutos por disputarse parecía cerrar el partido, pero el fantasma de la final de 2012, aquella de la increíble remontada helena, apareció en el partido. Un parcial de 12-0 con ocho puntos de Spanoulis dio la vuelta al partido, Olympiacos se ponía por delante.

El choque llegó con empate a los últimos segundos, el territorio de Spanoulis. Metió un triple a 10 segundos del final para poner a su equipo 3 arriba y llevarle a la gran final.

- Ficha técnica:

68 - CSKA Moscú (20+16+15+17): Teodosic (8), Weems (9), Vorontsevich (5), Kaun (11) y Kirilenko (5) -equipo inicial-, De Colo (18), Nichols, Jackson (9), Markoishvili, Khryapa (2) y Hynes (1).

70 - Olympiacos (17+18+12+23): Dunston (5), Spanoulis (13), Printezis (14), Mantzaris (5) y Darden -equipo inicial-, Petway (5), Hunter (2), Papapetrou (9), Sloukas (10), Agravanis (2), Lafayette (3) y Lojeski (2).

Árbitros: Ilija Belosevic (SRB), Borys Ryzhyk (UKR) y Daniel Hierrezuelo (ESP). Sin eliminados.

Incidencias: Primer partido de semifinales de la Final a cuatro de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (Barclaycard Center) ante unos 13.000 espectadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento