Olivier Rioux
Olivier Rioux, en el salto inicial.c Captura de imagen

Las imágenes se han hecho virales en las últimas horas: Olivier Roux, un chico canadiense de 13 años, debutó con el Real Madrid de baloncesto en el Torneo FIBA Internacional U13 y U14, disputado en Castelldefels (Barcelona). Lo noticioso es que Roux, a su tierna edad, mide ya 2,18 metros y saca varias cabezas al más alto de los jugadores rivales y por supuesto a sus compañeros.

Desde el salto inicial, todo son ventajas para él en el juego debido a su estatura. En el vídeo, publicado en el Instagram de Campo Atrás, se le puede ver taponando o capturando rebotes sin oposición, lo que en ataque le concede además varias oportunidades para anotar si no acierta a la primera... ni a la segunda. En los minutos que estuvo en cancha, anotó 20 puntos que ayudaron a la ya de por sí clara victoria blanca (49-121) ante el equipo anfitrión, el BBA Castelldefels.

El asunto ha despertado polémica en las redes sociales, ya que muchos aficionados consideran no ya que la presencia de Roux distorsiona la competición, sino que puede ser malo para él mismo y para su equipo en una categoría eminentemente formativa. Al jugar con tanta ventaja, puede ver frenada su progresión, además de condicionar los sistemas de su equipo. Hay quien sugiere que compita contra chicos mayores para poder mejorar.