Griezmann
Griezmann, durante un partido de la pretemporada azulgrana. EFE

Éric Olhats es ojeador del Atlético de Madrid, pero hasta hace un año trabajaba para la Real Sociedad desempeñando el mismo papel. En el club donostiarra estuvo unos 15 años, marcados por un nombre indiscutiblemente, y que cambió el futuro de la Real: Antoine Griezmann. Él fue quien le trajo a la cantera txuri-urdin y una de las personas que mejor conoce al crack francés.

En una entrevista publicada este domingo en "Le Journal du Dimanche", Olhats critica al nuevo delantero azulgrana por la forma como se fue del equipo rojiblanco al Barcelona, además de haber olvidado a la gente que le ayudó en sus inicios.

"Antoine habría merecido una salida más digna. Es culpa suya y de su entorno, le debe mucho al consejero delegado del club, Miguel Ángel Gil, al director deportivo, Andrea Berta, y al entrenador, Diego Simeone", afirmó.

Olhats, anteriormente representante de Griezmann, cuenta detalles sobre cómo se gestó su fichaje por el Barcelona: Piqué y Suárez telefonearon a Griezmann varias veces y Messi una. El Barcelona contactó con él de nuevo antes de los octavos de final de la Liga de Campeones en febrero entre el Atlético y el Juventus, confirmando la versión de Miguel Ángel Gil, al que el ojeador apoya: "Las negociaciones no se produjeron en el momento adecuado, hubo una forma de negligencia"  y por la que el Atlético de Madrid interpuso una denuncia por el importe de la cláusula que debía pagar el Barcelona.

A pesar de ello, Olhats entiende el cambio de aires del delantero francés: "Comprendo que tenga ganas de otra cosa tras cinco temporadas en el mismo club. Pero eso no me impide creer en su estima sincera por el Atlético", afirma.

En la actualidad, reconoce que no existe contacto entre ambos y se muestra dolido por ello: "Antoine no es un mal chico. Simplemente, cuando avanza no mira atrás. Se olvida de la gente que ya no forma parte del decorado" y le aconseja que reflexione sobre "esa amnesia".