Oiarzábal intentará subir otro ‘ochomil’ a pesar de las amputaciones de sus dedos

  • Quiere corona el Makalu, de 8.465 metros.
  • En 2004 estuvo a punto de perder la vida.
  • En 2006 probó otro ‘ochomil’, pero sus lesiones no se lo permitieron.
Juanito Oiarzábal, durante su paso por el programa Supervivientes. (Archivo)
Juanito Oiarzábal, durante su paso por el programa Supervivientes. (Archivo)

Juanito Oiarzábal volverá a jugársela en un ‘ochomil’ -cumbres que superan los 8.000 metros de altitud- después de sus importantes lesiones de hace cuatro años. El montañero vitoriano sufrió un serio percance en el pico llamado K2 (Pakistán, 8.611), que le costó la amputación de varios dedos de los pies por congelación.

Oiarzábal, sexto montañero del mundo en alcanzar las 14 cumbres más altas, tratará de repetir su ascensión al Makalu (Tíbet y Nepal, 8.465 metros). Este alpinista, que hace un año participó en el programa de televisión ‘Supervivientes’, estuvo ayer viernes en Valencia en una exposición fotográfica.

Allí, anunció su intención de subir este ‘ochomil’, aunque de momento no se ha puesto fecha. Oiarzábal intentó subir por primera vez esta cumbre del Makalu en 1989, pero se quedó a cien metros de la cima, y no fue hasta 1995 cuando completó la ascensión.


Tampoco es la primera vez que Oiarzábal intenta subir un ‘ochomil’ tras su lamentable amputación, donde su vida corrió riesgo pues bajó casi exhausto. Lo intentó en abril de 2006, pero sus
problemas en los pies le impidieron completar la expedición al
Yalung Kang (8.501 metros), cumbre secundaria del gigante Kangchenjunga.

Esta cumbre suponía la vuelta de Oiarzábal (
web oficial) a la elite del montañismo después de casi
dos años recuperándose de las congelaciones que sufrió en el descenso del K2 junto a Edurne Pasabán. Debido a esas lesiones ha tenido que ser intervenido hasta en tres ocasiones para realizarle diversas curas e injertos.

Un montañero de récord

Juan Oiarzábal, que cumplirá 52 años el próximo día 30, es también el cuarto montañero que sube los 14 ‘ochomiles’ sin ayuda de oxígeno en botellas, y el primero en lograr 21 cimas de estos catorce ochomiles, lo que le otorga el récord mundial absoluto en esta disciplina.

Su última expedición con éxito concluyó el pasado 16 de enero en la cima del Aconcagua (6.959 metros) junto al montañero alavés Gumersindo Ibáñez, diecisiete años después de que ambos lo hicieran por primera vez. Para Oiarzábal fue la 19ª vez que ascendía esta cima argentina, mientras que para Ibáñez era la segunda ascensión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento