Lo dice Martí Crespí. El defensa Martí Crespí, cedido esta campaña por el Mallorca al Granada 74, dijo que confía en que su equipo pueda mañana ante el Alavés «dejar la portería a cero para callar bocas» y lograr una victoria con la que olvidar la derrota de Salamanca (3-1). Crespí, de 20 años y que se ha hecho con un hueco en el once titular de Antonio Tapia, indicó que «estamos entrenando fuertes y corrigiendo algunos detalles de colocación, por lo que pronto llegarán los frutos».