Los jugadores del Celta no pierden el ánimo. Quedan 16 jornadas para recuperar los cuatro puntos que les separan del ascenso. «En estos momentos de la temporada más difíciles hay que mantener la tranquilidad. Nuestras opciones están intactas y esto cambia de una jornada para otra», aseguró ayer Fernando Sales. El centrocampista tiene claro una cosa: «Si queremos subir, vamos a tener que sacar todos los puntos en casa». Roberto Lago será duda hasta última hora para el partido contra el Elche, debido a un esguince del tobillo derecho.