Suculento premio. Los triatletas españoles Javier Gómez Noya e Iván Raña acabaron tercero y décimo, respectivamente, en la prueba de triatlón de Des Moines (Iowa, Estados Unidos), que no puntúa para la Copa del Mundo, pero sí tiene el honor de ser la mejor dotada económicamente del mundo, con 700.000 dólares en premios. El triunfo en la prueba élite masculina fue para el danés Rasmus Henning.

 En la prueba femenina, la brasileña Mariana Ohata quedó en tercer lugar, con un tiempo de 2 horas, 5 minutos y 30 segundos, casi un minuto peor que la ganadora, la estadounidense Laura Bennett, que firmó un crono de 2 horas, 4 minutos y 32 segundos.