Calderon y Nowitzki
Calderón ha jugado un papel fundamental en la victoria de los  Mavericks. EP

Dirk Nowitzki se convirtió en el sexto máximo anotador de la historia de la NBA, tras superar a Wilt Chamberlain en el partido que los Dallas Mavericks disputaron ante los New Orleans Pelicans.

El ala-pívot saltó a la cancha a solo cuatro puntos de Chamberlain y tardó menos de cuatro minutos en superar el registro de una de las grandes leyendas de la NBA. El alemán recibió un pase de Luka Doncic y con un lanzamiento desde un poco más atrás que la línea de tiros libres alcanzó los 31.420 puntos.

El pabellón rugió para ovacionar a su estrella, que no pudo celebrar su hazaña con una victoria, pues los Mavs cayeron 125-129 en la prórroga.

"Hubo momentos en que pensé que no lo iba a lograr por el modo en que se dio la temporada", explicó el jugador de 40 años sobre su logro.

Nowitzki se perdió 26 encuentros por una lesión en el tobillo izquierdo en la que puede ser su última temporada en la NBA y se encuentra a 868 puntos del quinto en el ranking de anotadores, Michael Jordan. La clasificación la lidera Kareem Abdul-Jabbar (38.387) por delante de Karl Malone (36.928), Kobe Bryant (33.643) y LeBron James (32.439).

Doncic rompe otra marca

Luka Doncic fue otro de los nombres destacados del partido. El esloveno, heredero natural de Nowitzki en Dallas, rompió una marca al firmar su quinto triple doble de la temporada. Con 29 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias se convirtió en el jugador más joven de la historia en lograr esa cifra.