El presidente sevillista cree que su equipo, pese al empate en Pamplona, «estará peleando por todo hasta el final» y reconoce que «el Barcelona parte con mejor calendario, un plantel muy bueno y menos competiciones para desgastarse».