Nico Rosberg
Nico Rosberg, campeón del mundo de Fórmula 1 en 2016. Mercedes AMG F1

La decisión de retirarse nada más conquistar su primer (y único) título de campeón del mundo revolucionó el paddock de la Fórmula 1. Sin embargo, Nico Rosberg nunca se arrepintió de ello, sino todo lo contrario. Aunque, de momento, no ha vuelto a montarse en un monoplaza más que para alguna exhibición, no se ha desvinculado de la competición del todo. Tras unos meses de vacaciones, se puso en contacto con un viejo rival en pista, Robert Kubica, para ejercer de agente o representante y ayudarle en su camino de vuelta al Gran Circo.

La intermediación del campeón de 2016 permitió a Kubica empezar a hacer pruebas. Primero fue con su antiguo equipo, ya reconvertido en Renault, con quien probó en Hungría. Las buenas sensaciones y los titulares que se ganó su vuelta a la pista al volante de un monoplaza le granjearon la llamada de Williams. El nombre del polaco volvió a ponerse en la terna del equipo británico, once años después de lograr su única victoria en Fórmula 1, y todo parecía atado para que protagonizase una de las mayores historias de superación de la competición.

Sin embargo, se cruzó el dinero. Aunque Kubica también aportaba un potente patrocinador, la llegada de Sergey Sirotkin y el gigante SMP primó más en un equipo Williams que está sumido en una crisis económica y de resultados. Hubo dedos acusadores hacia Rosberg tras confirmarse que Kubica sólo iba a ser probador, y afirmaron de que el ex de Mercedes no hizo un trabajo suficientemente bueno como para que el talento del corredor polaco primase más que el dinero del novato ruso.

Ahora, el propio Kubica ha confirmado a 'Motorsport.com' que Rosberg ya no forma parte de su equipo de colaboradores. "Trabajamos codo con codo al final del año pasado, y tenemos una buena relación, pero por ahora, y porque al final estoy haciendo lo que estoy haciendo y él está muy ocupado y tiene a su familia, ya no estamos trabajando tan cerca como el año pasado. Pero todavía estamos en contacto", dijo. El trabajo de representante no es nada ajeno a la familia Rosberg. Keke, padre de Nico y campeón del mundo de Fórmula en 1982, ya llevó las riendas de varios pilotos, entre los que se encontraba Mika Hakkinen, bicampeón con McLaren en 1998 y 1999.

Nico Rosberg ha vuelto a los circuitos en esta temporada 2018 de Fórmula 1, aunque no como piloto, sino como comentarista del canal británico Sky.