Nibali se impone en la montaña y Froome ya es líder de la Vuelta

  • El italiano lanzó su ascensión a poco metros del final y se impuso sobre el español David de la Cuz.
  • El líder del Sky, tetracampeón del Tour, es el nuevo líder con dos segundos de ventaja.
Una imagen de una etapa de la Vuelta.
Una imagen de una etapa de la Vuelta.
EFE

El italiano Vincenzo Nibali (Bahrain) se ha impuesto en la tercera etapa de la Vuelta a España disputada entre Prades y Andorra La Vella, de 158,5 kilómetros, en la que el británico Chris Froome (Sky) se enfundó el maillot rojo de líder.

Nibali, que invirtió un tiempo de 4h01.22, lanzó un ataque en la recta de meta que le permitió llegar por delante del español David de la Cruz (Quick Step) y de Chris Froome.

El líder del Sky, tetracampeón del Tour, es el nuevo líder con dos segundos de ventaja sobre De la Cruz y el irlandés Nicolas Roche (BMC).

Alberto Contador (Trek) llegó a más de dos minutos del ganador de la etapa.

El belga De Gendt, autor de la victoria en el Mont Ventoux en el Tour 2016, marcó la autoridad superando al frente la cima con el pelotón a cuatro minutos. El ciclista flamenco no era el único corredor de entidad, pues Niemiec y el francés Geniez ya conocían la victoria en la Vuelta, en etapas de prestigio en Lagos y Ézaro y Peyragudes respectivamente.

Una vez se consagró la fuga y diferencia estuvo estabilizada movió ficha el Sky al frente de la tropa. El primero en caer, el líder Yves Lampaert, pero también cedieron a las primeras de cambio Marc Soler, Alaphilippe o Jungels. Un ritmo elevado de los hombres de Froome, dueños de la situación en vísperas de la batalla final de la Comella.

La cuarta etapa entra ya de lleno en España con el trayecto entre Escaldes Engordany y Tarragona, de 198,2 kilómetros. Los esprinters deberían aprovechar esta oportunidad.

Nibali, de 32 años y uno de los seis ciclistas de la historia que tienen en su palmarés las 3 grandes, presentó su candidatura. Tercero en el Giro 2017, donde ganó una etapa, nada en dirección de una segunda Vuelta que pueda unir a la que logró en 2010. Con permiso de Froome, tan voraz como el ciclista siciliano.

Contador, con sensaciones "malísimas"

Alberto Contador, por su parte, ha quedado prácticamente descartado para luchar por las primeras posiciones de la Vuelta a España, ha asegurado que las sensaciones fueron "malísimas" desde la ascensión a la Rabassa, el penúltimo puerto del día.

"Todo el día me costaba mucho ir y en la Rabassa con un compañero hemos decidido marcar un ritmo más tranquilo y esperar a que pasen los días", ha explicado.

Ahora, además de recuperarse, lo primero que quiere es "encontrar el motivo por el que estoy tan flojo y ver a consecuencia de qué he tenido un día tan malo para poder decidir", algo que no ha sabido si se puede atribuir a la falta de días de competición tras el Tour de Francia. "Hace tiempo que no me encontraba así", ha subrayado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento