Neymar, futbolista del PSG.
Neymar, futbolista del PSG. EFE

Los contratos de Neymar han dado mucho que hablar durante los comienzos de su carrera, cuando jugaba en el Santos. Luego vino su polémico traspaso al FC Barcelona en 2013 y, cuatro años más tarde, su salida rumbo al PSG, con el que se convirtió en el futbolista más caro de la historia: 222 millones de euros.

En el club francés es el segundo futbolista mejor pagado del mundo, sólo superado por su excompañero Leo Messi, y además de percibir una generosa ficha cuenta con bonus de todo tipo. El más curioso lo ha destapado ahora France 2, que ha emitido un documental sobre el equipo parisino.

Los jugadores de PSG reciben unos complementos salariales denominados “bonos de ética”. Es decir, una serie de normas para el buen comportamiento que en casi cualquier otra organización irían en el sueldo del trabajador y ni siquiera es necesario fijar por escrito. Por ejemplo, ir a aplaudir a los aficionados al final de los partidos, ser puntual, respetar a los medios de comunicación y a los árbitros.

Cantidad variable

Por todo ello, Neymar recibe cerca de 375.000 euros al año. La cantidad no es la misma para todos los jugadores del PSG, ya que por ejemplo su compatriota Thiago Silva cobra 33.000 euros por este mismo concepto, según el mencionado documental.