El Granada, eso sí, llega con la moral por las nubes después de vencer a un rocoso Mérida. Sobre el papel, el partido se presenta complicado. «Si queremos estar arriba en la tabla, tenemos que ganar en terrenos de juego como éstos», advertía ayer el defensa José Antonio Rodríguez, Nené. «Nosotros vamos a salir como en todos los campos, a ganar y a estar arriba», añadió el jugador.

Precisamente, Nené es duda para el partido. Tras sufrir una contractura en la víspera del partido contra el Baza, el futbolista ha vuelto a los entrenamientos con normalidad. Pero Visjnic, el míster, no quiere precipitarse. Igual sucede con Labella, que sufre un desgarro muscular que lo mantendrá alejado todavía dos o tres semanas.