Lonzoo Ball y Giannis Antetokounmpo
Giannis Antetokounmpo (Bucks) entra a canasta frente a Lonzo Ball (c) Kyle Kuzma(d) de los Lakers. EFE

La NBA ha dado a conocer estos días el calendario de la temporada 2019/20. Al margen de conocer en qué fecha se producirán los partidos y reencuentros más esperados, llama la atención el incremento del número de partidos en horario de ‘prime time’ europeo. Hasta 48 encuentros disputados en sábado y domingo se podrán ver sin necesidad de trasnochar en el viejo continente, África y Oriente Medio. Algo compatible con el disfrute del público de Nueva York o Los Ángeles, que pueden ver a sus equipos a mediodía.

Desde hace tiempo, la mejor liga de baloncesto del mundo se juega en Estados Unidos pero no sólo para Estados Unidos. El espectáculo goza de proyección internacional porque ahora el escenario es el planeta. El comisionado Adam Silver maneja un concepto global y planifica sus horarios en función de un público mundial.

El interés en todo el mundo ha aumentado en las últimas dos décadas tras la presencia cada vez mayor de jugadores nacidos en los cinco continentes. Baste repasar los premiados en la última gala de la liga: el jugador más valioso (MVP) de la ‘regular season’ fue el griego Giannis Antetokounmpo; el ‘rookie’ del año fue el esloveno Luka Doncic; el serbio Nikola Jokic fue incluido en el mejor quinteto del curso.

La NBA mantiene un contrato importantísimo, el mayor fuera de Estados Unidos, con Sky Sports para la retransmisión durante cuatro años en Reino Unido e Irlanda, dos países sin apenas tradición para jugar pero muy interesados en seguir a las grandes estrellas de la canasta.