Landry
Landry, jugador de los Houston Rockets

El alero reserva de los Rockets de Houston Carl Landry recibió el  martes, de madrugada, un disparo en su pierna izquierda tras un accidente de tráfico cerca de su residencia y será baja dos semanas.

Según los Rockets, la lesión es menor y el jugador después de ser atendido en un hospital local fue dado de alta y se espera que tenga una recuperación completa.

El incidente ocurrió a las 2:30 de la mañana, hora local, (7:30 gmt), después de que el equipo regresara de Nueva Orleans donde el lunes por la noche habían disputado un partido contra los Hornets e iba de regreso a su residencia.

Landry conducía su coche deportivo por una de las calles del centro de la ciudad y chocó con otro vehículo.

El portavoz de la policía de Houston, Kese Smith, explicó que Landry conducía su coche deportivo por una de las calles del centro de la ciudad y chocó con otro vehículo.

Landry y el conductor del otro vehículo se giraron y el coche del jugador de los Rockets chocó contra un poste de la calle.

Según Smith, Landry salió de su vehículo para observar los daños que tenía el coche y fue cuando recibió un disparo que le hizo uno de los dos ocupantes que iban en el otro automóvil, que luego se dieron a la fuga.

Una posible dislocación

Por su parte, los Rockets también dijeron que Landry sufrió la dislocación de un dedo de la mano izquierda durante el incidente, que está bajo investigación.

"Damos gracias y nos sentimos aliviados que las lesiones de Landry son menores y que ya se está recuperando", destaca el comunicado. "Mientras estamos en el proceso de trabajar con las autoridades para obtener mayor información de lo ocurrido en el incidente", señala el club en un comunicado oficial.