Propietarios y jugadores de la NBA llegan a un acuerdo para poner fin al 'lockout'

  • Tras 149 días de conflicto, ambas partes han comenzado a ponerse de acuerdo en aquellos aspectos que les separaban.
  • El principal punto de discusión, el económico, habría concluído con un reparto de los ingresos al 50%.
  • La competición se reanudaría el 25 de diciembre, día de Navidad.
  • Knicks - Celtics, Dallas - Miami y Bulls - Lakers, partidos que abrirían la competición.
  • Esto supone el regreso a EE UU de varios jugadores que ficharon por equipos europeos mientras duraba el 'lockout'.
Imagen de archivo de un partido de la NBA entre Dallas Mavericks y Miami Heat.
Imagen de archivo de un partido de la NBA entre Dallas Mavericks y Miami Heat.
ARCHIVO

Los propietarios de los equipos de la NBA y los jugadores han llegado a un acuerdo para reanudar la competición de baloncesto en Estados Unidos y poner así fin al lockout, según informan The New York Times y la página oficial de la NBA. La competición se reanudaría el 25 de diciembre, día de Navidad.

Tras más de 15 horas de reunión en un hotel de Nueva York entre el viernes y el sábado, y 149 días de encuentros nada fructíferos, en los que no se ha disputado ni un partido oficial, ambas partes han puesto fin a sus diferencias y han comenzado a entenderse en torno a aquellos aspectos que les separaban.

El principal punto de discusión, el económico, habría concluido con un reparto de los ingresos al 50%, según fuentes cercanas a la negociación. Aquí estarían incluídos, entre otras áreas, el tope salarial o el reparto de los ingresos por publicidad.

El comisionado de la NBA, David Stern, ha revelado en rueda de prensa que se ha llegado a un "principio de entendimiento" y que se disputarán "tres partidos el día de Navidad, a la vez que aseguró que ambas partes eran "optimistas" con el nuevo rumbo que se ha tomado con este acuerdo previo.

Este acuerdo no es definitivo, ya que tiene que ser ratificado tanto por la patronal como por los jugadores, que podrían volver a reunirse este sábado, según informa en su edición digital Los Angeles Times.

Stern dijo que, en caso de que los propietarios de los equipos den su voto favorable, el periodo de fichajes y los campos de entrenamiento empezarían el 9 de diciembre, aunque anteriormente había dicho que después de haber aprobado el convenio colectivo iban a necesitar un mínimo de 30 días antes de disputar el primer partido.

El calendario, de 66 partidos, se abriría el día de Navidad con tres encuentros: los Knicks de Nueva York frente a los Celtics de Boston, seguido por los Mavericks de Dallas contra los Heat de Miami (revancha de la última final) y los Bulls de Chicago ante los Lakers de Los Ángeles, en el que vería acción el base Derrick Rose, nombrado Jugador Más Valioso (MVP) de la pasada temporada, que con los Bulls que se enfrentaría a los Lakers de la súper estrella Kobe Bryant y ala-pívot español Pau Gasol.

Stern, que declaró hace 12 días, tras la ruptura de las negociaciones, que la NBA se encaminaba a un "invierno nuclear", al concluir la reunión de esta madrugada se sentó junto a Hunter para anunciar el principio de acuerdo y mostrar una imagen completamente diferente.

Los dueños tienen que obtener 15 de los 29 votos actuales para ratificar el acuerdo y Stern ya tiene previsto que el comité laboral discuta el acuerdo de principio este mismo sábado para darle su apoyo y presentarlo al consejo general.

El sindicato de jugadores necesita también la mayoría simple de los más de 430 afiliados y el proceso será mucho más complejo, ya que se encuentra disuelto desde el pasado 14 de noviembre.

Además, los jugadores tendrán que retirar las dos demandas antimonopolio que tienen presentadas en Minnesota contra la liga y completar la reforma del sindicato antes de poder votar el acuerdo.

Sin estos requisitos el acuerdo provisional no podrá ser aprobado y, como admitió el comisionado Stern, todavía quedaba mucho trabajo que realizar en asuntos como las pruebas antidopaje.

Desde el sindicato de jugadores, su director ejecutivo, Billy Hunter, ha asegurado que el interés de ambas partes era "intentar llegar a una solución y salvar la competición". A la reunión que mantuvieron Stern y Hunter también asistió el presidente del sindicato, Derek Fisher.

Éxodo de Europa a EE UU

De confirmarse el acuerdo, aquellos jugadores de la NBA que han fichado por equipos europeos durante el lockout volverán a EE UU con sus franquicias, que son sus legítimas propietarias.

Esto afectará a unos equipos más que a otros, especialmente a los españoles, como el Real Madrid, que se arriesgó a fichar jugadores NBA aún siendo conscientes sus directivos de que podrían perderlos a mitad de temporada.

Algunos de los que regresarán a EE UU de desbloquearse el lockout son Rudy Fernández y Serge Ibaka, del Real Madrid, Seraphine y Dorsey, del Caja Laboral (además de Reggie Williams, que rescindió su contrato con el club de Vitoria esta semana) Kyle Singler, del Lucentum Alicante, y Pooh Jeter, del Joventut de Badalona, además Thiago Splitter, procedente de San Antonio Spurs, y que fichó por Valencia Basket.

Fuera de España, otros jugadores que volverán a cruzar el Atlántico son Tony Parker (Villeurbanne), Farmar (Maccabi), Deron Williams (Besiktas) o Kirilenko (CSKA Moscú).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento