Conflicto en la NBA: del optimismo a la amenaza

  • Stern deja claro que el tiempo de conversaciones llegaría a su final si las partes no firman un acuerdo y la competición no comienza el próximo 15 de diciembre.
  • "Si los jugadores quieren prender el fuego, no seremos nosotros los que vayamos a apagarlo", comenta el comisionado de la NBA.
  • Se bsuca una temporada de 72 partidos.
Kobe Bryant tira a canasta ante Emeka Okafor.
Kobe Bryant tira a canasta ante Emeka Okafor.
EFE

El comisionado de la NBA, David Stern, tuvo trabajo extra durante el fin de semana al tratar de promover a través de distintos medios de comunicación el optimismo de que el sindicato podría aceptar la última oferta que la liga les hizo para alcanzar un acuerdo sobre el convenio colectivo.

Sin embargo, Stern también dejó claro que el tiempo de conversaciones habría llegado a su final si ambas partes no firman un acuerdo y la competición no comienza el próximo 15 de diciembre para que se puedan disputar 72 partidos de la temporada regular.

Stern no quiso decir públicamente por qué ese número de partidos y esa fecha concreta, pero fuentes cercanas a los dueños admitieron que estos han sido categóricos con el comisionado de advertirle que no van a aceptar una temporada de 50 encuentros como sucedió en el conflicto laboral de 1999, lo que significa que la del 2011-12 corre un grave peligro de no disputarse.

Además, en su discurso lleno de optimismo, en cuanto que considera que la nueva propuesta es la mejor que pueden ofrecer los dueños, también advierte de que están listos para llegar con otra peor para los jugadores y de hacerles frente si se deciden por disolver el sindicato y van a los tribunales de justicia.

"Si los jugadores quieren prender el fuego, no seremos nosotros los que vayamos a apagarlo", comentó Stern durante una entrevista con la cadena de televisión ESPN. "Pero mi sentimiento es que los jugadores pueden valorar con tranquilidad nuestra propuesta y ver que es positiva".

Stern sabe cuál acuerdo prefiere, conoce también las consecuencias que se darán si no hay competición y de ahí que considera que el sindicato debería aceptarla.

"Creo que a ambas partes les gustaría empezar la temporada el 15 de diciembre, si eso es posible", reiteró Stern en todas sus declaraciones públicas. "Nosotros hemos hecho lo mejor que podemos para que eso suceda. Deseamos muchísimo lograr el acuerdo que está en la mesa que pondría a nuestros jugadores en los entrenamientos, y empezar la temporada 2011-12".

La propuesta revisada tiene algunas mejoras sobre la que los jugadores consideraron inaceptables tras reunirse con representantes de equipos a principios de la semana, y los dueños piensan que han ido al límite de las concesiones si realmente quieren cambiar el modelo económico deficitario que hay en la NBA.

Todo en el aire

El mismo convencimiento tiene Stern sobre el tipo de acuerdo que puede presentar a los dueños para que estos por mayoría simple puedan aprobarlo, porque de lo contrario no recibiría luz verde.

Además, el comisionado de la NBA, como ya hizo la semana anterior volvió a señalar a los personajes que en el entorno de los jugadores están siendo el "gran obstáculo" para que el acuerdo todavía no sea posible.

Si la semana anterior había acusado directamente al abogado del sindicato, Jeffrey Kesler, de ser culpable en gran parte por el estancamiento de las negociaciones, después de que éste declarase al 'Washington Post' que los dueños y Stern trataban a los jugadores como "trabajadores de plantaciones", ahora el turno le ha tocado a los agentes libres.

Stern calificó de "codiciosos" a los agentes de la NBA al tratar de echar por tierra un acuerdo laboral, y señaló que buscan empujar a sus clientes en una "estrategia perdedora" como es la descertificación del sindicato, que llevará el conflicto a los tribunales.

Ante esta estrategia que denuncia Stern, el comisionado de la NBA reiteró que ni la amenaza con ese proceso, ni ninguna petición del sindicato para disolverse van a cambiar la posición negociadora de la liga, repitiendo que no habría nuevas discusiones sobre la propuesta revisada que ofrecieron el jueves.

Si los jugadores no lo aceptan, Stern reiteró que los dueños volverán a la propuesta más dura que ya tienen preparada y en la que incluyen el 53 por ciento de los ingresos para los dueños.

Stern es consciente de los numerosos comentarios de los jugadores criticando la propuesta, y los temores que no están recibiendo la información adecuada sobre su contenido porque a los agentes lo que les preocupa es que les va a costar perder dinero.

El comisionado de la NBA no quiso implicar en este tipo de acciones a los máximos responsables del sindicato, que, sin embargo, nada más concluir la reunión el pasado jueves y tras conocer la propuesta revisada ya dijeron que "no era la mejor" ni pensaban que fuese aprobada por los jugadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento