Natalia Rodríguez: "Ya no me quedan lágrimas"

Natalia Rodríguez se impone en meta en la final del 1.500 en Berlín.
Natalia Rodríguez se impone en meta en la final del 1.500 en Berlín.
EFE

La atleta Natalia Rodríguez, que se impuso en la final del 1.500 metros después de derribar a la etíope Gelete Burka, ha dejado pasar una horas y, con más tranquilidad, ha querido explicar sus impresiones sobre lo ocurrido en la carrera.

"Ya no me quedan lágrimas", comentó Natalia a EFE a punto de emprender el vuelo de regreso a España. "Ahora me encuentro un poco mejor pero anoche no podía pegar ojo. Tuve que salir a dar una vuelta por la ciudad porque era imposible dormir".

La campeona de España está convencida de que va a superar rápidamente el mal trago. De momento, ya piensa en su próxima competición, que puede ser el viernes próximo en Zúrich.

"Quiero bajar de los cuatro minutos y, si es posible, ganar la carrera. Allí estará también Maryam Jamal", indicó Rodríguez en alusión a la atleta bahrainí que heredó la medalla de oro, su segunda consecutiva, tras la descalificación de la española.

En Radio Marca, además, dice: "Fue la atleta etípote la que me cerró, hubo un choque y ella se cayó. Es algo que pasa en muchas carreras y si no se llega a caer no pasa nada", testifica.

Además, la española asegura que "tenía clarísimo que iba a ganar. Me han robado".

Confusión nada más acabar la carrera

Ayer, sin embargo, en la zona mixta todo era confusión: "Había sitio suficiente para pasar. Ella se echa a un lado y nos enganchamos. No he hecho nada antirreglamentario", señaló tras concluir en primera posición en la final de la prueba en Berlín, plaza que le duró apenas una hora antes de ser descalificada.

"El estadio se volvió loco y decidí por ello no dar la vuelta de honor, por si me apedreaban. Estaban contra mí, silbaban... Caídas y codazos hay muchísimos y la gente se ha quedado con eso", concluyó algo desanimada.

La organización descalificó a la atleta por violar el artículo 163.2 por "empujar u obstruir a una de las atletas" y desestimó la reclamación presentada por España por esta decisión.

Cacho: "La decisión es justa"

El ex atleta español Fermín Cacho, campeón olímpico de 1.500 metros en Barcelona'92, consideró "justa" la descalificación de Natalia Rodríguez en la final femenina de los Campeonatos del Mundo de Berlín, donde la tarraconense se había colgado el oro, pero cree que la reacción del público alemán perjudicó a la catalana.

"Si nos atenemos al reglamento parece ser que es justa, pero es una cosa muy subjetiva porque contactos hay en todas las carreras. Quizás a Natalia (Rodríguez) la ambición de ganar, la hizo cometer el error de empujar a (Gelete) Burka, un contacto en carrera que el juez entendió que era una forma de obstaculizar a la atleta etíope",

Mostrar comentarios

Códigos Descuento