La famosa nadadora francesa Laure Manaudou y su ex novio el nadador italiano Luca Marin, (ambos de 21 años), tuvieron un acalorado incidente en la última jornada de los campeonatos de Europa de Natación.nadadores (La Gazzetta)

Los testigos indican que la discusión fue por la devolución del anillo de compromiso y afirman que la discusión mantuvo acalorados a ambos.

Patricia Quint, entrenadora del equipo galo, afirmó que "llegó con una actitud muy agresiva y ella le devolvió el anillo", a lo que la nadadora gala no se opuso, sacándoselo rápidamente de su dedo y lanzándoselo a su ya ex amante.

Nicolas Manaudou, hermano y entrenador de la francesa, realizó una reclamación para que este incidente no quedase impune. La excelente nadadora gala sólo pudo ser segunda en la final de los 200 libres y reconoció que este incidente la afectó para que la sueca Josefin Lillhage se llevase el triunfo.

Su ex se defiende: "Le he dicho sólo que tirarme el anillo a la cara delante de mis compatriotas había sido un gesto de pésimo gusto", dijo el nadador italiano.Manaudou desnuda

Sin embargo, testigos presenciales aseguraban que las palabras que se habían intercambiado los dos antiguos amantes habían sido muy duras. Parece ser que las humillaciones verbales que Marin le dedicó turbaron a Manaudou hasta el punto de hacerla perder la concentración y quedar sólo segunda en la prueba de 200 metros libres que disputó por la tarde.

Y el culebrón aún continuaba el lunes. Según ha publido La Gazzetta dello Sport unas imágenes pornográficas de Manaudou circulan por internet. Las fotografías muestran a la mediática nadadora completamente desnuda en actitudes eróticas.

Marin lo niega

Luca Marin ha negado ser el responsable de publicar en Internet las imágenes de su ex novia, la estrella francesa Laure Maunadou, en las que aparece desnuda. "No sé nada del vídeo y sólo he visto las imágenes", declaró Marin. "Realmente parece que es ella, pero es ridículo pensar que que fui yo quien las puso ahí", añadió el italiano en unas declaraciones realizadas a La Gazzetta dello Sport. Tampoco reconoce haberla agredido verbalmente. "Todo son invenciones. Tan sólo le dije que lo que había hecho era lamentable y que estaba feliz porque ella ya no era mi novia".