Higuain en el Nápoles - Arsenal
Gonzalo Higuaín, delantero del Nápoles, se lamenta en el partido ante el Arsenal. EFE

El Borussia Dortmund, subcampeón de Europa, logró de forma agónica la clasificación para octavos de final de la Liga de Campeones al derrotar al Olympique de Marsella y dejó fuera al Nápoles, al que no le valió de nada ganar al Arsenal.

Un tanto de Grosskreutz en el minuto 87, que supuso el 1-2, dio un vuelco al grupo y clasificó a los alemanes y además como primeros de grupo.

Arsenal, Dortmund y Nápoles han quedado con 12 puntos, el ajustado golaverage ha decidido

El triunfo, el único resultado que otorgaba el pase a los alemanes sin importar lo que sucediera entre el Nápoles y el Arsenal, llegó en la ocasión más inesperada y en las botas del jugador menos pensado, después de que Lewandowski y Reus fallaran multitud de oportunidades más claras.

Tras adelantarse en el marcador en el minuto 4 con un gol de Lewandowski y jugar con un hombre más durante una hora, por la expulsión del local Payet, el Borussia solo logró el tanto definitivo cuando el partido agonizaba.

El Nápoles de Rafa Benítez venció por 2-0 al Arsenal inglés, pero no le valió para seguir en la Liga de Campeones, porque necesitaba vencer por tres tantos de ventaja si el Borussia Dortmund, hecho que ocurrió, ganaba en Marsella.

Por momentos estuvo el conjunto italiano en los octavos, cuando el argentino Gonzalo Higuaín adelantó al cuadro napolitano y en el Velódromo marsellés se registraba un empate a uno.

Esos dos resultados clasificaban al Nápoles y dejaban fuera al Borussia Dortmund, que se salvó con el tanto al final de Grosskreutz y dejó en vana la victoria del equipo de Benítez, que al final se quedó a un tanto de la proeza, porque José Callejón estableció en la última jugada del encuentro el 2-0.

El Nápoles tuvo que esperar unos minutos en el campo a que terminase el choque en Marsella, pero el milagro no llegó. El Dortmund ganó 1-2, con lo que pasó como primero, por delante incluso del Arsenal y deja al Nápoles con la recompensa menor de la Europa League.

Agónico pase del Milan

El Milan resistió durante 70 minutos con un hombre menos por la expulsión de Riccardo Montolivo y consiguió un empate ante el Ajax (0-0) que le clasifica para los octavos de final de la Liga de Campeones.

Fue un pase sufrido para el conjunto milanés, porque el Ajax, que necesitaba la victoria para continuar en la competición, planteó una dura batalla y dispuso de opciones para ganar y seguir en liza.

Tuvo ocasiones suficientes e importantes el equipo de Frank de Boer, pero, entre la mala fortuna, los errores en el remate y las intervenciones de Christian Abbiati no pudo conseguir transformar alguna.

El Chelsea queda primero

Un gol a los diez minutos del francés Demba Ba fue suficiente para que el Chelsea se impusiera a un Steaua de Bucarest que opuso escasa resistencia a que el equipo inglés sellara en Londres su pase a octavos como primero del Grupo E de la Liga de Campeones (1-0).

Los de José Mourinho, sin el español Fernando Torres ni el camerunés Samuel Eto'o en el ataque, cerraron su liguilla con 12 puntos, que han sumado en cuatro victorias y dos tropiezos, ambos ante el Basilea.

En el mismo grupo, el Schalke 04 no falló en su propio estadio y firmó el pase a octavos de final al imponerse por 2-0 al Basillea con goles de Julian Draxler y Joel Matip.

El Atlético ayudó al Zenit

Tanto el Austria de Viena como el Zenit de San Petersburgo lograron sus objetivos, uno lograr al menos una victoria, y abultada además (4-1), en su primera participación en Liga de Campeones, y el otro pasar octavos de final de la competición, aunque no totalmente por méritos propios. Fue la victoria del Atlético ante el Oporto lo que clasificó a los rusos para octavos.