Naomi Osaka celebra un punto
Naomi Osaka celebra un punto USTA/MIKE LAWRENCE

La campeona del Open de Australia, Naomí Osaka, realizó una dura confesión sobre su madre. La japonesa, que se ganó el reconocimiento del tenis mundial tras proclamarse campeona en Melbourne, reveló que llamó a su madre tras su victoria en la final y “ni siquiera me felicitó, solo me gritó”.

A sus 21 años, Osaka cuajó un torneo impecable y logró un trabajado triunfo frente a Petra Kvitova (7-6 5-7 6-4) en el partido por el título. La conquista de su segundo Grand Slam consecutivo le eleva además al primer puesto del ranking mundial y le convierte en la primera asiática en alcanzar el número uno.

No obstante, estos logros parecen no impresionar a su madre, ya que en la llamada “solo me gritó y me dijo que me fuera a dormir porque era muy tarde”, reconoce la tenista en declaraciones a WTA. La campeona reconoció que no se esperaba esa reacción, por lo que “luego llamé a mi hermana cuando volví al hotel y ella estaba muy feliz por mí”.