Rafa Nadal firma autógrafos
Rafa Nadal firma autógrafos en el Arthur Ashe Kids' Day, antes del Abierto de los EE UU. REUTERS

Rafa Nadal comienza hoy su participación en el US Open de tenis, y lo hará ante el alemán Bjorn Phau, número 136 del ranking mundial, y a quien nunca se ha enfrentado (síguelo en directo desde las 21.00 h).

Nadal comenzará su primero torneo ATP como número 1 del mundo, pero lo hace con la modestia que le caracteriza. Como recoge en su edición de hoy el diario Sport: "Soy el mismo de siempre. Cuando salgo a la pista no lo hago pensando si soy el número uno o el número dos, un puesto en el que he sido muy feliz durante los últimos tres años".

El número dos es un puesto en el que he sido muy feliz los últimos tres años

El puesto de rey del tenis no se lo han regalado, ya que enfrente ha tenido durante todo este tiempo a la que, probablemente, es la mejor raqueta de la historia, el suizo
Roger Federer: "Estuve trabajando muy duro para intentar estar preparado para cuando este momento llegara", recuerda antes de resaltar que "estoy muy feliz de ser el número uno, es una enorme satisfacción después de estar tanto tiempo en el dos... Pero nada cambia".

Como número 1 del mundo, y oro en los JJ OO, Nadal afirma que "la presión es la misma ahora que hace tres semanas. Cuando quieres ganar, el objetivo y la presión son los mismos", explica, mientras asegura que su reto actual es "seguir progresando y mejorando en mi tenis y seguir jugando bien en los torneos. Es el único objetivo".

Hace seis meses todo el mundo se preguntaba porqué no ganaba títulos y ahora mismo estoy atravesando la mejor fase de mi carrera

Nadal, consciente de que la vida del deportista está llena de altibajos, afirma que sabe que "es difícil mantener el número uno y que puedo volver a ser el dos o incluso el tres en los próximos meses. Pero hay que estar preparado para todo, intentar disfrutar del momento, porque no puedo jugar durante toda mi carrera como lo he estado haciendo los últimos seis meses y aceptar lo que venga. Todo deportista tiene buenos y malos momentos... Hace seis meses todo el mundo se preguntaba porqué no ganaba títulos y ahora mismo estoy atravesando la mejor fase de mi carrera. Así es el deporte y hay que aceptarlo con la misma humildad de siempre porque nunca sabes qué será lo siguiente".