Rafael Nadal
Rafa Nadal con su décimo trofeo de Roland Garros. EUROPA PRESS

Rafa Nadal volverá a ser número uno del tenis mundial la próxima semana -a partir del 21 de agosto- después de que Roger Federer haya renunciado a jugar en el Másters 1000 de Cincinati, con la idea de recuperarse de unos pequeños problemas de espalda y preparar el Open de Estados Unidos.

De esta manera, el español recuperará el lugar de privilegio en el ranking después de algo más de tres años alejado de él. Nadal perdió el liderazgo de la ATP el 6 de julio de 2014 en favor de Novak Djokovic, después de que el manacorí pasase un año aciago por culpa de las lesiones.

Nadal y Federer se disputaban el lugar ocupado hasta ahora por Andy Murray, que tampoco estará en la víspera del último Grand Slam del año pero que espera llegar en óptimas condiciones a Nueva York.

El español ha vuelto a su mejor nivel y este año ya se ha hecho con su décimo Roland Garros

Tanto el suizo como el español han alcanzado de nuevo este año su mejor nivel. Nadal ganó con mucha suficiencia Roland Garros y sumó su décima corona en París. Roger Federer por su parte volvió a imponer su ley sobre la hierba de Wimbledon.

"Siempre me ha gustado jugar aquí. Cincinnati tiene los mejores aficionados del planeta y estoy desolado por perdérmelo", explicó Federer, quien perdió el domingo la final del Masters 1000 de Montreal frente al alemán Alexander Zverev.

Esta temporada, Nadal ha vuelto a exhibir su mejor nivel y además ha aprovechado el bajón físico de rivales fuertes como Djokovic o Murray, que no han encontrado continuidad.

El español tuvo sus mejores momentos en tierra, ganando tanto en Madrid como en Roland Garros, y ahora le llega el premio. En muchas ocasiones ha dejado claro que le interesa más estar al cien por cien que el número uno, pero en el caso de Rafa, todo parece ir de la mano.

Para terminar el año, el manacorí tendrá que afrontar Cincinati, para después centrarse precisamente en el USA Open y en al Copa de Maestros.